El Gobierno de Brasil arremete contra Vale do Rio

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El ministro de Presupuestos brasileño, Paulo Bernardo, ha vuelto a arremeter contra la política de exportaciones de Vale do Río. Según el Instituto Brasileño del Acero, las importaciones del mineral han aumentado un 25,9% en el primer semestre del año, y Bernardo considera escandalosas estas cifras siendo la empresa local la mayor productora mundial. Tal vez el malestar del Gobierno con la compañía provenga de las últimas declaraciones del presidente de la firma, Roger Agnelli, que recientemente se ha defendido asegurando que “el dinero está en Asia”, donde se dirige el 41% de su negocio, frente al 17% del mercado local.

Bernardo ha asegurado en medios locales que el país no puede ser uno de los mayores productores de hierro del mundo y que tenga que importarlo para abastecer al mercado interno. China se ha convertido claramente en el principal cliente de la minera brasileña, en el segundo trimestre de 2009 el gigante asiático ha sido el destinatario del 66% del total de sus envíos, alcanzando la cifra de 32,6 millones de toneladas métricas.

Agnelli, presidente de Vale, ha recordado al Gobierno carioca que su compañía está invirtiendo alrededor de 965 millones de euros en CSA Siderúrgica do Atlántico, que comparte con la alemana ThyssenKrupp. Agnelli ha indicado que CSA será la primera fundición que se construirá en Brasil desde los años 80.

Desde Vale do Rio han asegurado que la compañía siempre ha seguido la estrategia de tener participaciones minoritarias en empresas siderúrgicas para fomentar el crecimiento del acero en Brasil, y tener una garantía permanente para la venta de su mineral en el país.

El ministro de Presupuestos, Paulo Bernardo, ha asegurado en la prensa local que el Gobierno de Lula da Silva no pretende conseguir el control de Vale, como han asegurado algunos analistas. Bernardo ha dejado claro que no pretenden controlar Vale, pero no hay que olvidar que el Gobierno dispone de una parte importante de las acciones de la compañía.

Previ, el fondo de pensiones que controla el estatal Banco do Brasil, es el accionista mayoritario de Valeper, que a su vez es el accionista mayoritario de Vale do Rio. Además, el Gobierno también dispone de un 6,9% de acciones preferentes de Vale que le dan derecho a voto a través del capital controlado por el Estado a través del Banco Nacional de Desarrollo de Brasil (Bndes).

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA