Cristina Fernández prepara una nueva ofensiva para blindar las arcas públicas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Tras la perdida de las elecciones legislativas en Argentina y el panorama tan desolador que presenta la economía del país, la presidenta Cristina Fernández ha decidido preparar una nueva ofensiva para blindar las arcas públicas. Los rumores apuntan a que este fin de semana habrá una importante reunión con el nuevo ministro de Economía en la que se podrían tomar decisiones tan polémicas como establecer algún impuesto a la renta financiera y una colocación voluntaria de bonos a los bancos.

Además, la mandataria argentina se enfrenta al informe de la agencia de calificación crediticia Standard & Poor´s (S&P) que ha asegurado que la economía de Argentina se está deteriorando debido a una alta tasa de inflación y la falta de acceso a los mercados internacionales de crédito, cuestiones que podría afectar a su calificación crediticia.

El Gobierno de Cristina Fernández sabe por experiencia que un eventual impuesto a la renta financiera y la posible emisión de un bono sobre recursos en poder de los bancos serían medidas que podrían provocar una dura disputa con el sector bancario del país.

La colocación de un bono sobre algunos fondos del sistema financiero podría aplicarse sobre los encajes que los bancos deben hacer por sus depósitos en dólares, iniciativa que ya se había estudiado y finalmente se descartó. El Banco Central de Argentina informó que los depositantes del sector privado aumentaron en 660 millones de dólares sus colocaciones en moneda extranjera en el segundo trimestre del año.

Un impuesto a la renta financiera afectaría a todos los instrumentos, bonos, acciones, títulos públicos, del mercado de capitales.

Ninguna de estas dos propuestas tiene es del agrado del presidente del Banco Central, Martín Redrado. Desde la entidad monetaria afirmaron que un bono de ese estilo ya ha fracasado en otros momentos y que un impuesto a la renta financiera subirá las tasas de interés y contraerá el crédito.

El nuevo ministro de Economía argentino, Amado Boudou, que ha estado durante un año al frente del Anses (Administración Nacional de la Seguridad Social) y que fue el encargado de supervisar el pasado año la nacionalización de los fondos privados de pensiones, ha asegurado que uno de sus objetivos es que la Argentina vuelva al mercado de crédito. Además, Boudou ha destacado la importancia de acceder al mercado de financiamiento.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA