Las criptomonedas respaldadas por el oro ganan popularidad

Oro

Oro

A medida que el mercado de las criptomonedas avanza en el mundo, se desarrollan más alternativas con las que es posible generar ingresos, así como utilizarlas para fines prácticos como puede serlo la compra y venta de todo tipo de productos. Por desgracia, la inestabilidad del mercado haría que esto último sea prácticamente imposible.

Es por eso que en los últimos años hemos visto un incremento en el número de criptomonedas que utilizan recursos escasos para asegurar no solo la estabilidad de su valor, sino un incremento constante a medida que pasen los años. Uno de los casos que estaría mostrando mejores rendimientos es el de las criptomonedas respaldadas por el oro.

Criptomonedas ancladas al oro

Al igual que ocurre con monedas que se anclan en el petróleo, las criptomonedas ancladas en el oro son tokens que se emiten utilizando este metal como forma de respaldo del valor, digitalizando su posesión y asegurando que el precio del activo virtual se mantenga a la par del activo físico.

Las criptomonedas respaldadas en oro son creadas por los propios comerciantes de este metal, quienes son capaces de valuar el activo virtual respaldándolo en su suministro. Solo algunas empresas brindan tokens realmente respaldados en oro, con algunas falsificadoras utilizando palabras como «oro» y «gold» en su nombre para engañar a los incautos.

Al tener un activo de respaldo, se asemejan mucho más a los fondos cotizados o a los contratos por diferencia (como por ejemplo, bitcoin profit) que no basan su valor en un activo “imaginario” sino en un factor externo.

Una tendencia en desarrollo

Según distintos reportes, el sector de las criptomonedas respaldadas en oro creció cerca de 60% en los primeros 2 meses del 2022 (en comparación con el mismo periodo del año pasado), alcanzando una cotización total de más de $1 millardo. Recientemente, estos activos estarían oscilando los $2.000 por unidad.

Los ejemplos más importantes actualmente incluyen a Pax Gold y Tether Gold, que han comenzado a ganar popularidad en los últimos meses gracias al crac que vivió el mercado de las criptomonedas a inicios del año, y a la inestabilidad económica global que surgió a partir de la invasión rusa a Ucrania.

Gracias a que son stablecoins, las mismas no solo estarían atrayendo a cada vez más inversionistas, sino que estarían asegurando un refugio del valor práctico a medida que las tensiones mundiales incrementan.

Criptomonedas con sustento

Las mismas se estarían posicionando como una alternativa a las criptomonedas tradicionales que, al estar basadas en la confianza de los inversionistas, son incapaces de mantener su estabilidad con el paso del tiempo. Aunque esto puede ser atractivo por la capacidad de generar grandes retornos, también limita significativamente los usos prácticos.

Si bien muchas monedas tradicionales (como por ejemplo, el dólar estadounidense) funcionan de esta manera, lo cierto es que estas están respaldadas por gobiernos con un gran poderío económico, tecnológico y militar, lo que hace que sus monedas mantengan cierta estabilidad a pesar de no contar con un respaldo tangible.

Para muchos, las stablecoin que tienen una base tangible son mucho más atractivas, ya que no solo permiten la generación de retornos con el paso del tiempo, sino que además brindan la posibilidad de invertir, ahorrar e intercambiar monedas con un riesgo mínimo.

De este modo, las criptomonedas respaldadas por el oro estarían ganando popularidad en todo el mundo, convirtiéndose en una opción ideal para quienes quieren adentrarse en el mercado cripto con un margen de error mínimo, así como para quienes quieran invertir en metales preciosos sin importar en qué lugar del mundo se encuentren.