La UE estudia emisiones conjuntas de deuda para financiar el gasto en energía y defensa

Banderas de la Union Europea

Banderas de la Unión Europea

La Unión Europea estudia emitir bonos a una escala potencialmente masiva para financiar el gasto en energía y defensa de los países miembro y hacer frente a las consecuencias de la invasión rusa de Ucrania.

Según publica la agencia Bloomberg, que cita funcionarios conocedores de los preparativos, la propuesta podría presentarse después de que los líderes de la UE celebren una cumbre de emergencia en Versalles (Francia) los días 10 y 11 de marzo. Los funcionarios aún están ultimando los detalles sobre cómo funcionaría la venta de deuda y cuánto dinero pretenden recaudar.

El euro ampliaba sus ganancias tras conocerse la noticia, subiendo un 0,6% hasta 1,0920 dólares. El diferencial entre los rendimientos a diez años de Italia y Alemania –la prima de riesgo- se estrechaba 10 puntos básicos, hasta los 151 puntos básicos, mientras que la de España era de 101 puntos.

El plan consistiría en que la Comisión Europea, el brazo ejecutivo del bloque, emitiera bonos y luego canalizara los ingresos a los Estados miembros en forma de préstamos en condiciones favorables para financiar el gasto en las zonas, según los funcionarios que pidieron no ser identificados porque los planes son privados.

Una opción es estructurarlo como el programa SURE del bloque, que se ha utilizado para financiar iniciativas de apoyo al empleo tras la pandemia, como los ERTE españoles.

El extraordinario movimiento se produce justo un año después de que la UE lanzara un paquete de emergencia de 1,8 billones de euros respaldado por deuda conjunta para financiar los esfuerzos de los Estados miembros para hacer frente a la pandemia. Ahora, el bloque se enfrenta a enormes necesidades de financiación mientras comienza a reformar su infraestructura militar y energética tras la invasión rusa de Ucrania.

“Tenemos que encontrar nuevas herramientas para abordar los nuevos problemas que esta crisis nos plantea”, avisó anoche el comisario de Economía de la UE, Paolo Gentiloni, que añadió que pensaba que los líderes de la UE darían orientaciones políticas sobre nuevas medidas en la cumbre.

Un portavoz de la Comisión se negó a comentar los detalles, pero dijo que los funcionarios siguen vigilando la situación y están preparados para reaccionar ante las cambiantes circunstancias.