La UE advierte de que ómicron pronto podrá causar la mitad de casos de coronavirus en Europa

Banderas de la UE junto a la Comisión Europea

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En los próximos meses ómicron, la nueva variante del coronavirus SARS-CoV-2, puede convertirse en la causa principal de la mitad de todos los casos del covid-19 en la Unión Europea (UE) y el Espacio Económico Europeo (EEE), avisó el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés).

El organismo subrayó que de momento son «muy inciertas» las pruebas de la transmisibilidad, la gravedad y el escape inmunológico de la variante ómicron.

«Sin embargo, los datos preliminares desde Sudáfrica suponen que (la ómicron) puede tener un crecimiento mayor que la variante de preocupación delta. Si es así, el modelo matemático estima que en los próximos meses la variante de preocupación ómicron causará más de la mitad de todas las infecciones por el SARS-CoV-2 en la UE y el EEE», dice el comunicado.

Cuanto mayor sea el crecimiento de la ómicron frente a la delta y su circulación en la UE y el EEE, indicó el ECDC, menos tiempo pasará antes de que la nueva variante se convierta en la causa principal de todas las infecciones por el coronavirus SARS-CoV-2.

Para el 1 de diciembre, 27 países reportaron 352 casos confirmados de la variante ómicron y el número de estos países sigue en aumento.

De los casos registrados, 70 se detectaron en 13 Estados miembros de la UE y el EEE.

La mayoría de los casos confirmados están vinculados con viajes realizados a países del sur de África o con vuelos de conexión realizados en rutas entre África y Europa.

El 26 de noviembre pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó de «preocupante» la nueva variante ómicron identificada en Sudáfrica, debido a un gran número de mutaciones que apuntan a un mayor riesgo de reinfección en comparación con otras variantes de preocupación. Varios días después, la OMS advirtió de que el riesgo global relacionado con la nueva variante ómicron «es muy alto».