La tormenta Elsa ataca con mucha agua y viento a Cuba

Huracán Irma
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Si algo hay que agradecer a la tormenta tropical Elsa es la imposibilidad que tuvo para convertirse en huracán. Así lo han reconocido los especialistas, que la calificaron hasta de “interesante” o como aseguró otra experta ante las cámaras de la televisión nacional, que le ofrecen total cobertura al meteoro, que la tormenta estaba “atormentada” por tantas condiciones climatológicas no favorables para crecer en peligrosidad.

Para este lunes, en torno al mediodía local, Elsa deberá tomar camino hacia territorio estadounidense, muy probablemente con el estado de La Florida en su hoja de ruta al salir al mar entre las provincias de Matanzas y Artemisa, con La Habana capital de por medio.

La Habana sólo con inundaciones ligeras ha sido el vaticinio del reconocido especialista doctor en Ciencias, José Rubiera, quien ha considerado como impactos esperados en otros lugares de la geografía insular, fuertes marejadas, intensas lluvias y vientos entre los 60-75 km/h y máximos cercanos a los 100.

Entretanto, la capital se apresta al recibimiento de la tormenta. En breve deberá tocar tierra en las cercanías de Playa Girón, Matanzas, de acuerdo al parte emitido a las 6 am, con una velocidad de traslación de 22 km/h.

A este panorama ya habitual por estas fechas en Cuba, que goza de merecido reconocimiento internacional por la efectividad de su Defensa Civil, habría que agregarle que se presenta justo en el peor escenario de la Covid-19 donde las cepas mutantes imponen día tras días nuevas cifras de contagios, ingresos hospitalarios y fallecidos, además de un alarmante aumento de casos pediátricos.

Cuando aún Elsa no ha abandonado el territorio nacional, algunas provincias ya reportan daños en la agricultura y varios cientos de miles de evacuados básicamente a hogares de amistades o familiares.

Las autoridades a todos los niveles no cesan de convocar a la calma, al cumplimiento de las ordenanzas sanitarias anti Covid-19 y a la seguridad de continuar adelante con todos los planes en marcha. Entre ellos, la inmunización hasta donde las condiciones lo permitan.