La situación económica de los hogares revela una Europa de tres velocidades

Gruas construccion Hipoteca vivienda casa edificio se vende se alquila

Más que a dos, Europa camina a tres velocidades. Esa es la división que establece la macroencuesta elaborada por Eurostat cuando cuestiona por la situación financiera de los hogares. Las respuestas de los ciudadanos deja en un lado a los países del norte, en otro a los del sur y en otro a los del este.

La situación financiera del hogar no solo es esencial para un nivel de vida digno, sino que también juega un papel crucial en la satisfacción general de la vida. La privación material severa, la pobreza y la imposibilidad de perseguir la vida deseada afectan el bienestar de las personas.

Para medir cómo se sienten las personas acerca de su situación financiera, Eurostat ha preguntado a los ciudadanos entre los años 2013 y 2018 qué satisfechos están con su situación económica y ha pedido valorarla dentro de una escala del 0 al 10.

Según los resultados publicados por la Oficina Europea de Estadística, los ciudadanos de Dinamarca, Finlandia, Suecia, Países Bajos y Austria dan más de un 7 a su situación financiera. Una nota que dista mucho de la que tienen búlgaros, lituanos y croatas, que rozan el 5.

En el medio, Italia, España y Francia, que si bien rondan la media europea del 6,5, son grandes economías comunitarias que parecen no dar respuesta al incremento de la desigualdad que se ha experimentado en la última década.

En casi todos los Estados miembros para los que se dispone de datos de 2018, la satisfacción media con la situación financiera aumentó en comparación con 2013, con la excepción de Dinamarca, Luxemburgo y los Países Bajos, donde permaneció sin cambios y Lituania, donde disminuyó de 5.8 en 2013 a 5.2 en 2018 (-0.6). Los mayores incrementos se registraron en Grecia, Chipre y Portugal (+0.9), Malta (+0.8), Chequia, Italia y Eslovenia (todos +0.7).