La Semana Santa dispara los precios en abril y empuja el IPC hasta el 2,6%

Playa de la Concha en San Sebastián
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El turismo de Semana Santa -que el año pasado se celebró en marzo- y el encarecimiento del gas empujaron al alza los precios en el mes de abril, situando la tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) en el 2,6%, tres décimas más que el mes anterior, según el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El organismo hace notar la estabilidad de los precios de la electricidad, aunque en los últimos 12 meses es uno de los componentes que más se ha encarecido con una variación acumulada del 16,2%, solo superada por los combustibles líquidos, cuyos precios se han disparado un 17,8% en el último año.

Respecto al mes de marzo, la inflación subió un 1,0%, mientras en lo que va de año la variación acumulada del IPC es del 0,0%.

Lo que más se encareció en el mes de abril respecto al mes anterior fueron las prendas de vestir de niño (17,9%) y los hoteles (14,4%), mientras que lo que más se abarató fueron los equipos de telefonía móvil (-2,4%) y las frutas frescas (-3,5%).

Por su parte, la inflación subyacente (índice general sin alimentos no elaborados ni productos energéticos) aumentó en abril tres décimas, hasta el 1,2%, respecto al mismo mes de 2016, con lo que continúa 1,4 puntos por debajo del IPC general.

En cuanto al IPC armonizado, la tasa de variación anual se sitúa en el 2,6%, cinco décimas por encima de la registrada el mes anterior. La variación mensual del IPCA es del 0,9%.