La OTAN crea una reserva estratégica y un fondo especial para hacer frente a futuras crisis

Jens Stoltenberg, secretario general de la OTAN
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La OTAN ha aprobado este jueves la creación de una reserva estratégica de recursos sanitarios y un fondo especial para responder ante futuras crisis, después de que la pandemia de coronavirus haya puesto de manifiesto la necesidad de mejorar la cooperación dentro de la alianza atlántica.

El establecimiento de estos dos instrumentos obedece a la intención de la OTAN de aumentar su preparación ante una segunda oleada del virus o ante futuras pandemias. Es el principal resultado de la videoconferencia de ministros de Defensa en la reunión del Consejo Atlántico y comprende la creación de una reserva estratégica sanitaria y de un fondo para sufragar la compra de suministros críticos durante la pandemia.

El secretario general aliado, Jens Stoltenberg, ve en este acuerdo una señal de la «unidad» de la organización y de la solidaridad entre los socios. «Del modo que se han apoyado los socios durante la primera etapa del coronavirus, ahora estamos preparados para respaldarnos ante una posible segunda oleada», ha valorado en rueda de prensa.

Según ha explicado, el fondo y la reserva estratégica son «flexibles» y su tamaño dependerá de las contribuciones de los socios atlánticos. «Hoy se ha acordado establecerlo y ahora los aliados tendrán que nutrirlo. Ya ha habido anuncios durante el encuentro pero espero que las contribuciones estén disponibles muy pronto», ha indicado.

En este marco, los aliados han aprobado también el nuevo plan de operaciones, que tendrá en cuenta la situación vivida los últimos meses por el coronavirus, así como la actualización de la protección de infraestructuras críticas. Esto es algo que preocupa sobremanera en la OTAN, ya que entienden que potencias como China pueden aprovechar la vulnerabilidad económica de algunos aliados para hacer incursiones en algunos sectores clave.

«Los ministros han discutido la resiliencia nacional, necesitamos proteger las infraestructuras clave como transporte, energía, telecomunicación. La resiliencia es nuestra primera línea de defensa», ha argumentado. En esta línea ha explicado que los aliados han actualizado la guía de la OTAN para aumentar la protección ante ciberataques y ante el control de empresas por parte de capital extranjero.

Durante la reunión, la ministra de Defensa, Margarita Robles, ha agradecido a los aliados la ayuda prestada a España durante los últimos meses para luchar contra la pandemia y ha aprovechado para exponer la contribución de las Fuerzas Armadas mediante la ‘Operación Balmis’.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish