La inflación de la OCDE se disparó en abril al 9,2%, en máximos de 34 años

Sede de la OCDE

Sede de la OCDE

La tasa de inflación interanual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se situó en abril en el 9,2%, cuatro décimas por encima del nivel registrado en marzo y la mayor subida de los precios entre las economías avanzadas desde 1988, según los datos publicados por la organización.

La aceleración de la subida de precios en abril respondió a un mayor incremento del coste de los alimentos, con un alza interanual del 11,5%, frente al 10% de marzo, mientras que los servicios se encarecieron un 4,4%, medio punto porcentual más que en el mes anterior.

De su lado, en el mes de abril el aumento de los precios de la energía registró un ligero alivio, con una subida interanual del 32,5%, inferior al 33,7% registrado en marzo.

De este modo, al descontar el impacto de la energía y de los alimentos, la tasa de inflación subyacente de la OCDE se situó en abril en el 6,3%, frente al 5,9% del mes anterior.

Entre los países que forman parte del ‘think tank’ de las economías avanzadas, las mayores subidas de precios se registraron en Turquía, con una tasa interanual del 70%, seguida de Estonia y Lituania, con subidas del 18,9% y del 16,8%, respectivamente.

Por contra, los aumentos de precios menos intensos se observaron en Suiza y Japón, donde la inflación se situó en el 2,5%, por detrás del incremento del 4% de los precios en Israel.