La guerra que se está librando en Etiopía entre el ejército federal y el TPLF ya repercute en la ONG Lalibela Food Company

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La guerra civil en territorio etíope pone actualmente en riesgo a miles de habitantes, que se ven obligados a desplazarse por los combates y por el miedo a posibles hambrunas. Situada al norte del país en el límite con Eritrea, Tigray es la región en disputa donde el Frente Popular para la Liberación de Tigray (TPLF) no reconoce al gobierno nacional, algo que provoca enfrentamientos con el ejército federal etíope.

La guerra de Etiopía entre el ejército federal y el TPLF también ocasionó una situación de crisis en la vecina región de Amhara, desde donde se denuncia la escasez de alimentos y matanza de civiles. Isabel Cerdá Valiente y Mercedes del Valle Pechuán, creadoras del proyecto solidario Dkary, informaron que la ciudad de Lalibela, ubicada en esa región, también está siendo afectada. El avance del ejército provoca la quema de cultivos y debido a este conflicto, falta comida y agua potable en la región.

Una región en crisis

El proyecto Dkary cuenta con mujeres etíopes en la confección de pulseras con cristales Miyuki, que se venden a través de toda Europa. Se trata de una oportunidad laboral para personas con carencias económicas que se replicó tanto en India como en Perú. A su vez, esas mujeres son madres de algunos de los niños que reciben asistencia a través de Lalibela Food Company, una ONG con sede en Valencia y en Etiopía.

Por medio de la organización, 22 niños reciben atención y distintos cuidados. La asistencia se brinda en una casa en Lalibela, pero la guerra que se está librando en Etiopía entre el ejército federal y el TPLF dificulta el desarrollo de estos proyectos y la asistencia.

Existe una gran necesidad de aportaciones y donaciones

La guerra que se está librando en Etiopía entre el ejército federal y el TPLF ha hecho más necesaria que nunca la solidaridad para una región en crisis. Lalibela Food Company busca aportaciones en dinero y donaciones para poder continuar con el desarrollo de su trabajo solidario.

En la casa de Lalibela, la organización provee a los niños de desayuno, almuerzo y cena todos los días, lo que corre peligro por la crisis de escasez de alimentos producto de la guerra. Allí los chicos también disponen de un baño para que puedan ducharse regularmente, una habitación de juegos y un patio interior.

La guerra que se está librando en Etiopía entre el ejército federal y el TPLF amenaza el trabajo solidario que desarrollan tanto Dkary como Lalibela Food Company. Los interesados en colaborar con una buena causa en este momento tan crítico pueden contactar a través de la web de la ONG.