La deuda de empresas y hogares en España sube hasta alcanzar el 144,2% del PIB

Banco de españa

Banco de España. Autor: Jaime Pozas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La deuda de empresas y hogares aumentó un 1,8% en el último año, alcanzando el 144,2% del PIB, de acuerdo con las cuentas financieras de la economía española del  segundo trimestre del año que ha publicado hoy el Banco de España.

Las Cuentas Financieras de la Economía Española, publicadas hoy, muestran que la deuda consolidada de las empresas y de los hogares alcanzó 1,673 billones de euros en el segundo trimestre de 2021 (144,2% del PIB), un 1,8% por encima de los 1,644 billones registrados un año antes (140,5% del PIB).

El aumento de la ratio de endeudamiento sobre PIB respecto a la del mismo trimestre del año anterior se debió al aumento de la deuda y, en menor medida, al descenso del PIB, señala la institución que dirige Pablo Hernández de Cos.

Tanto las empresas como los hogares contribuyeron al aumento de la deuda agregada, ya que la deuda consolidada de las sociedades no financieras aumentó desde los 933.000 a 961.000 millones, alcanzando un 82,8 % del PIB (si se incluyese la deuda interempresarial, la ratio sería un 106,4%), y la de los hogares e ISFLSH pasó de 711.000 a 712.000 millones (situándose la ratio en un 61,4% del PIB).

Las operaciones netas acumuladas en los últimos cuatro trimestres, correspondientes a la financiación consolidada recibida por las empresas y los hogares e ISFLSH, fue de 34.400 de euros, lo que representó un 3% del PIB. Las sociedades no financieras captaron financiación nueva equivalente al 2,5% del PIB y las familias captaron financiación por un importe que supuso un 0,5% del PIB.

Activos financieros

Las cifras del Banco de España muestran además que los activos financieros de los hogares e ISFLSH alcanzaron a finales del segundo trimestre de 2021 un importe total de 2,48 billones de euros, un 5,1% superior al de un año antes. Este aumento refleja la adquisición neta de activos financieros, que fue de 68.800 millones de euros en el último año, concentrada en los depósitos y, en menor medida, en los fondos de inversión. En relación con el PIB, los activos financieros de los hogares e ISFLSH representaron un 214,1% a finales del segundo trimestre de 2021, 12,1 pp más que un año antes, debido principalmente al aumento de los activos, aunque también por el retroceso experimentado por el PIB.

Por componentes, el grueso de los activos financieros de los hogares se encontraba en efectivo y depósitos (el 41% del total), seguido de participaciones en el capital (25%), seguros y fondos de pensiones (16%) y participaciones en fondos de inversión (15 %). El componente de participaciones en fondos de inversión fue el que más incrementó su peso en los activos financieros de los hogares (en 1,8 pp) con respecto a un año antes, mientras que el peso de las participaciones en el capital fue el que más cayó (-1,5 pp), como resultado del componente transacciones, que fue negativo.

La riqueza financiera neta de los hogares e ISFLSH, que se obtiene deduciendo sus pasivos de sus activos financieros, se situó en 1,714 billones de euros a finales del segundo trimestre de 2021, lo que supone un aumento del 7,2% respecto a un año antes. En relación con el PIB, los activos financieros netos representaron el 147,7%, ratio que fue 11,1 pp superior a la de un año antes debido especialmente al aumento de los activos financieros netos y, en menor medida, a la caída del PIB.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA