La demanda global de petróleo crecerá en 2021 a mayor ritmo que la oferta, según AIE

Extración de petróleo

Petróleo

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El crecimiento previsto de la oferta de petróleo para el año en curso no será suficiente para compensar el incremento esperado de la demanda global de crudo una vez que se levanten las restricciones a los desplazamientos a medida que progresan las campañas de vacunación, según ha advertido la Agencia Internacional de la Energía (AIE) en su último boletín mensual.

La agencia con sede en París ha revisado a la baja su previsión de crecimiento de la demanda de petróleo en 2021, hasta 5,4 millones de barriles de petróleo diarios, lo que supone un recorte de 270.000 barriles diarios respecto de su anterior pronóstico y deja en 96,4 millones de barriles al día la previsión de consumo mundial de crudo.

En este sentido, a medida que aumenten las tasas de vacunación y disminuyan las restricciones de movilidad, espera que la demanda mundial de petróleo se disparará desde los 93,1 mb/d estimados para el primer trimestre de 2021 a 99,6 mb/d para fin de año, a pesar de haber enfriado sus previsiones de crecimiento del consumo para Europa, Norteamérica y la India.

Sin embargo, la AIE anticipa que, bajo el escenario actual, el suministro global de petróleo en 2021 aumentará únicamente en 1,4 millones de barriles diarios, tras el colapso de 6,6 mb/d registrado en 2020.

«En el escenario de producción actual de la OPEP+, la oferta no aumentará lo suficientemente rápido como para seguir el ritmo de la recuperación esperada de la demanda», advierte la agencia.

De este modo, considera que la «creciente brecha de oferta y demanda» allana el camino para una mayor flexibilización de los recortes de oferta de la OPEP+, que se reunirá nuevamente el próximo 1 de junio para revisar su política.

En ese momento, además, podría haber claridad sobre las conversaciones nucleares indirectas entre Irán y Estados Unidos que tienen lugar en Viena y que podrían resultar en el retorno del petróleo iraní al mercado.