La CEOE teme más aranceles de EEUU al campo español por la ‘Tasa ‘Google’

Agricultura
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha rechazado este miércoles la aprobación unilateral de las tasas ‘Google’ y ‘Tobin’ en España, porque pueden provocar pérdida de competitividad y «castigar» al mercado y las empresas nacionales, por lo que ha pedido que se armonicen con Europa y se evite la doble imposición para las compañías españolas.

En estos términos se ha expresado Garamendi en declaraciones a los medios de comunicación al término del pleno extraordinario de la Cámara de Comercio de España, que ha presidido el Rey, después de que ayer el Consejo de Ministros aprobase los proyectos de creación de los nuevos impuestos a determinados servicios digitales (‘Tasa Google’) y a las transacciones financieras (‘Tasa Tobin’).

Garamendi, que ha recordado que ostenta el cargo de vicepresidente de la patronal europea de empresarios, ha reclamado que estos nuevos tributos se armonicen con Bruselas al considerar que «no es bueno que un país tome decisiones a diferencia de otros porque puede hacer que ese país pierda competitividad».

Sobre la ‘tasa Google’, piensa que debe implementarse por «decisión europea» y ha recordado el caso de Francia, que ha aplazado la liquidación del impuesto, al igual que finalmente ha planteado el Gobierno español, que ha establecido de manera excepcional una sola liquidación no antes del próximo 20 de diciembre.

Además, ha recordado que «dentro de poco» hay programado un viaje de Estado con el Rey a Estados Unidos, país que se ha mostrado contrario a esta tasa y ha llegado a amenazar con el establecimiento de una subida de aranceles a los Estados que lo pongan en marcha.

«Se está hablando del campo y hay una serie de aranceles en el campo, hay que valorar todo esto», ha apostillado Garamendi, quien sin embargo ha matizado que la patronal sí puede llegar a «compartir» que las empresas que operan en un determinado país paguen los impuestos en ese país, tal y como se está discutiendo en el marco de la OCDE.

Eso sí, ha subrayado que desde CEOE quieren ver «claramente excluidas» del pago del nuevo tributo digital a las empresas españolas que sí pagan impuestos en España. «De momento no lo estamos viendo, no nos gustaría que hubiese una doble imposición en perjuicio de las empresas que sí están en España y pagan sus impuestos. Es un tema sobre el que queremos actuar», ha enfatizado.

En la misma línea, sobre la ‘tasa Tobin’ también ha sostenido que debería ser otro proyecto de ámbito europeo una vez haya «consenso», ya que al aprobarse de forma unilateral «se está castigando al mercado español y a las empresas españolas».

Además, ha avisado de que los inversores «pueden irse a otros mercados a invertir a otras empresas porque les va a ser más rentable al pagar menos impuestos», como pueden ser los mercados de París o de Frakfurt. Incluso podría producirse la misma situación entre los inversores españoles, ya que «luego es una cuestión de declarar ante Hacienda que tienes dinero fuera, pero no es más que eso».

Por ello, el presidente de la CEOE ha pedido que las medidas se armonicen con Europea. «Somos Europa y no podemos marcarnos líneas que puedan perjudicar la competitividad», ha sentenciado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA