La banca acoge con frialdad el levantamiento del veto del BCE sobre los dividendos

ibex35 mercados bolsa
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Fría acogida del mercado a la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de volver a permitir a los bancos el pago de dividendos y la recompra de acciones a partir de enero, aunque con unos límites muy estrictos que harán que las retribuciones estén muy por debajo de las anteriores a la pandemia. A primera hora de la mañana, solo Bankinter y CaixaBank lograban subir en bolsa, mientras el resto de valores bancarios del Ibex registraban ligeros retrocesos.

Ayer por la tarde, el BCE extendía su “recomendación” a los bancos de no pagar dividendos ni hacer recompras de acciones hasta el 30 de septiembre del próximo año. No obstante, el supervisor único abrió la puerta a que las entidades más solventes sí puedan retribuir a sus accionistas, aunque con unos límites estrictos.

Así, “dada la persistente incertidumbre sobre el impacto económico de la pandemia del coronavirus, el BCE espera que los dividendos y las recompras de acciones se mantengan por debajo del 15% de los beneficios acumulados para 2019-20 y que no superen los 20 puntos básicos del coeficiente de capital ordinario de nivel 1 (CET1), la que sea menor” de estas dos condiciones, destacó la institución en un comunicado.

Además, aclara que los bancos que tienen la intención de pagar dividendos “deben ser rentables y tener trayectorias de capital robustas”, y antes de pagar deberán ponerse en contacto con el supervisor para ver si el pago “es prudente”.

Antes de la pandemia, el sector financiero español solía establecer el payout entre el 35% y el 50%, aunque es cierto que la cifra no es completamente comparable ya que el límite del BCE del 15% es para los beneficios acumulados de dos ejercicios.

Lo cierto es que el anuncio no ha provocado grandes sacudidas en las cotizaciones, ni para bien ni para mal, en buena parte porque, a falta de conocer el detalle, el mercado ya descontaba límites a los pagos.

Pocos minutos después de la apertura, las acciones del Sabadell eran las más perjudicadas del sector, con un descenso del 1,16% hasta los 37,36 céntimos, mientras que los títulos de Bankinter y CaixaBank incluso lograban subir, con avances de un 0,61% hasta los 4,58 euros y de un 0,22% hasta los 2,31 euros, respectivamente. Bankia se dejaba un 0,13% hasta marcar 1,56 euros a la misma hora; BBVA retrocedía un 0,71% hasta los 4,07 euros y Banco Santander bajaba un 0,54% hasta los 2,69 euros.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA

EnglishFrenchGermanSpanish