La Audiencia Nacional obliga a Nestlé a abonar 500 euros al personal por el esfuerzo durante la pandemia

Nestlé

Nestlé

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Audiencia Nacional ha obligado a la empresa Nestlé a abonar los 500 euros prometidos a cada trabajador por el esfuerzo realizado durante la pandemia, según ha informado CCOO en un comunicado.

En concreto, así lo ha acordado la Sala de lo Social de la AN en una sentencia en la que estima la demanda de los sindicatos CCOO, UGT y CSIF contra la dirección, a la que ordena cumplir el compromiso adquirido con la plantilla, compuesta por más de 4.000 empleados.

El fallo, que no es firme ya que cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo, da la razón a los representantes de los trabajadores, reconociendo la obligación de Nestlé a abonarles la prima mensual anunciada en marzo de 2020, por su esfuerzo durante la pandemia, y que retiró antes de lo comprometido.

Así, aunque el 30 de marzo de 2020 prometió mediante un escrito abonar 500 euros a los empleados durante el tiempo que durara el estado de alarma -decretado el día 14 de ese mes y vigente hasta el 21 de junio-, el 24 de mayo emitió otro comunicado para dejar sin efecto la asignación, por lo que el personal dejó de recibir la prima ese mes.

Los magistrados aclaran al respecto que en el mensaje inicial, emitido una vez prorrogado el primer estado de alarma, no se supeditaba la vigencia de la prima a la de prórroga, ni al mantenimiento de las restricciones existentes en el momento.

TEMERIDAD

«Es más, el estado de alarma es prorrogado varias veces y la empresa sigue abonando su prima», subrayan en el fallo, en el que estiman que hubo «temeridad» por la oposición de la empresa.

«Los argumentos esgrimidos para defender la decisión manifiestamente arbitraria comunicada a la plantilla en fecha 15-5-202 carecen de la más mínima solvencia jurídica y si bien están dotados de cierta imaginación por parte de quien los invoca, los mismos no obedecen más que a un empecinamiento empresarial en negarse a asumir un compromiso adquirido, abocando a las partes de forma innecesaria a un procedimiento judicial».

Por esto, y teniendo en cuenta el «colapso» de los órganos judiciales tras «prácticamente tres meses de inoperatividad» y la «alta» litigiosidad que ha ocasionado la emergencia sanitaria, la Sala impone a Nestlé una sanción de 500 euros, el mismo importe que la prima a cada trabajador.

La sección sindical de CCOO ha instado a la dirección de Nestlé a cumplir «a la mayor brevedad posible» la sentencia. En España, la multinacional cuenta con una plantilla de unas 4.000 empleados, de las que aproximadamente 3.000 están afectadas por esta sentencia.