www.elboletin.com

El Banco de Inglaterra sube el potencial de la economía británica en pleno Brexit

jueves 02 de febrero de 2017, 00:00h
Banco de Inglaterra
Banco de Inglaterra
Los tipos de interés y el presupuesto para compra de títulos de deuda se mantendrá sin cambios por decisión unánime de los líderes del Banco de Inglaterra.
El Banco de Inglaterra se sacude el miedo al Brexit. La autoridad monetaria británica no solo no ha decretado ningún estímulo adicional para su economía ahora que se acerca el momento de la desconexión entre Londres y Bruselas, sino que ha subido su previsión de crecimiento de esta en 60 puntos básicos para este mismo año.
 
Los tipos de interés se mantendrán en el 0,25% en el Reino Unido, el umbral al que el Banco de Inglaterra decidió bajar el precio oficial de la libra el pasado mes de agosto, en plena digestión del referéndum rupturista. Entonces, con la primera bajada en siete años, se redujo a la mitad el 0,50% vigente. La reunión del consejo de gobierno de la entidad central del país insular se ha saldado sin novedad al respecto.
 
Esta decisión, según figura en las actas del organismo, se ha tomado por unanimidad. Lo mismo ha ocurrido con el mantenimiento de la cota de 435.000 millones de libras fijado para la compra de títulos de deuda. Asimismo, el presupuesto para la adquisición de papeles de deuda corporativa sigue en los 10.000 millones de libras. Ningún cambio, por tanto a las puertas de que se active el protocolo que desencadenará formalmente el Brexit.
 
Desde la institución monetaria se justifica esta decisión en la mejora de previsiones económicas que han dado a conocer para la economía local. El Banco de Inglaterra estima ahora que el PIB británico ascenderá al 2% a cierre del año 2017 en curso, umbral que mejora en 60 puntos básicos la anterior estimación del 1,4%. Para los siguientes ejercicios también se mejoran proyecciones, aunque a cotas menos consistentes.
 
Este mayor optimismo, que eleva la expansión económica de Reino Unido al 1,6% desde el 1,5% para 2018 y hasta el 1,7% desde el 1,6% para el siguiente ejercicio, se apoya fundamentalmente en una coyuntura más favorable en la economía global. Con estas previsiones, la institución que lidera Mark Carney espera que la tasa de paro se reduzca hasta el 5% en los próximos dos años, en lugar de quedarse en el 5,6% de sus anteriores previsiones.
 
Por lo que se refiere a la inflación, el organismo monetario también ha incrementado ligeramente sus expectativas. Con el nuevo cuadro macroeconómico que dibuja para los próximos ejercicios, se prevé un pico del 2,8% en el incremento de precios de la cesta de la compra para la primera mitad del año 2018.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.