www.elboletin.com

Alemania presiona a la UE para que impida que empresas alemanas terminen en manos chinas

domingo 30 de octubre de 2016, 00:00h
Angela Merkel, canciller de Alemania
Angela Merkel, canciller de Alemania
Denuncian que la tecnología más preciada está acabando en manos cercanas al Estado chino.
El gobierno de Alemania se encuentra visiblemente preocupado porque las tecnologías más preciadas del sector económico del país están acabando en manos de empresas chinas. Por esa razón trata de presionar a la Unión Europea para que incluya en la nueva normativa comunitaria una cláusula que permita a los Estados miembro acciones proteccionistas en determinados sectores estratégicos. Sobre todo para ‘protegerse’ de las adquisiciones que provengan de compañías próximas al Estado chino.
 
Una nueva regulación que pretende desarrollar a nivel nacional, por lo que los empresarios alemanes no dan, precisamente, saltos de alegría ante el parecer de su gobierno, ya que la aplicación de medidas proteccionistas podría reducir el margen de beneficio y demanda.
 
En lugar de ello, piden al gobierno que garantice la reciprocidad para las empresas alemanas en China, muchas de las cuales se enfrentan a enormes barreras a la entrada en el mercado asiático. “La economía europea debe tener el permiso de hacer en China lo que los chinos pueden hacer en Europa”, asegura Ulrich Grillo, líder de la Asociación de Industria Alemana.
 
El diputado adjunto al Ministerio de Economía alemán, Matthias Maching, ha querido tranquilizar a estos empresarios asegurando en una entrevista concedida al Financial Times que este movimiento no implica un bloqueo de las inversiones. Simplemente afirma que estarán atentos a que las inversiones extranjeras en suelo alemán no provengan de un movimiento de Estado ajeno (chino) ni de una operación que solo busque obtener tecnología alemana en vez de considerar al país como “un destino para la inversión”.
 
Además, asegura que están abiertos al debate europeo de cómo tratar este “problema”, ya que según Maching, requiere de una acción continental común.
 
Esta iniciativa gubernamental llega días después de que Alemania haya cancelado operaciones de venta tecnológica a empresas chinas, como la sucedida entre Osram y MLS o Aixtron y el fondo de inversión Fujian. En el caso de Aixtron, el diputado adjunto de Economía considera que ha quedado demostrado que esta compañía germana contiene información y tecnología “relevante para la seguridad nacional”, por lo que no es recomendable su proceso de venta.
 
Una información obtenida gracias a la colaboración del Servicio de Inteligencia estadounidense, que alertó a las autoridades alemanas que la tecnología de Aixtron podría ser usada por China en un programa nuclear. Por su parte, la compañía niega que esté involucrada en el desarrollo tecnológico de sus clientes, aunque afirma que su tecnología puede ser utilizada “de muchas maneras”.
 
La actual ley alemana permite a las autoridades intervenir exclusivamente para bloquear adquisiciones de empresas de Defensa y de Seguridad del Estado. El actual Ejecutivo pretende ampliar esa posibilidad a otros sectores también estratégicos. 

Ander Cortázar

Periodista

Google Plus de Andre Cortazar

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de EL BOLETIN

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.