Los ‘tesoreros’ de las empresas de EEUU niegan la recuperación

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La mayor parte de los tesoreros de las empresas estadounidenses no comparte el optimismo sobre la economía que reflejaba el último discurso público pronunciado por Ben Bernanke, según una reciente información publicada por la agencia Dow Jones.

El presidente de la Reserva Federal de EEUU (FED, por sus siglas en inglés) proclamó el mes pasado que la recesión que asola el panorama estadounidense estaba casi terminada, pero su mensaje no parece haber calado lo suficiente, al menos en algunos colectivos con sólidos conocimientos de la realidad de los mercados de crédito, relacionados con el trabajo que realizan en sus corporaciones correspondientes.

Según una encuesta publicada de la Asociación de Profesionales Financieros (APF), que celebra estos días su conferencia anual, el 60% de los entrevistados en una muestra de 1.000 ejecutivos de empresas de todos los tamaños considera que la recesión se mantendrá en 2010 y que la economía del país no ha tocado fondo.

La principal inquietud que mantiene su recelo se deriva de sus dudas ante las posibilidades de que se produzca un repunte del consumo privado, responsable dos tercios del PIB de EEUU. Sobre todo en un contexto de debilidad del empleo como el que ha descrito el propio banquero central.

En el discurso al que hace referencia la encuesta, calificado por algunos bloggers críticos como ‘soflama’ destinada a recuperar la confianza de los empresarios, Bernanke admitía que en los próximos meses se iba a mantener la debilidad de la economía, al menos en lo tocante al empleo y que muchos trabajadores aún se moverían en un contexto en el que la estabilidad de su posición laboral no sería tan sólida como ellos quisieran.

Los tesoreros afirman también que, por el momento, siguen sin apreciar una mejora en sus posibilidades de acceso al crédito que se habría mantenido casi congelado en el último semestre, a pesar de las voluminosas inyecciones de liquidez realizadas por la FED.

El informe de la APF también recoge algunos epígrafes positivos. La mitad de los profesionales encuestados asegura que los circuitos de crédito son ahora más estables que antes. Además, un 30% admite que la colocación de deuda corporativa es más fácil que antes y un 20% sí cree que los bancos se muestran más dispuestos a prestar.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA