Los especuladores exigen recortes rápidos al nuevo Gobierno

Los índices de la Bolsa de Nueva York registraban pérdidas en la última jornada de la semana en Wall Street tras las ganancias registradas antes del comienzo de la sesión regular, a pesar de que Moody’s intentó calmar a los mercados al afirmar que no tienen pensado rebajar el rating de EEUU. Las compañías energéticas no lograban tampoco rebotar a pesar de la escalada de precio del petróleo, en una sesión en la que también hubo movimientos corporativos.

Las operaciones corporativas tuvieron su presencia en la apertura de Nueva York debido al anuncio de la adquisición de la biotecnológica Cougar por parte de la farmacéutica Johnson & Johnson’s por un monto total de 1.000 millones de dólares. La oferta de 43 dólares por acción de Johnson & Johnson representa una prima del 16% sobre el precio de cierre de ayer de los títulos de Cougar y los consejos de las dos compañías ya han dado su visto bueno. Johnson & Johnson’s baja un 0,22% en la apertura de Nueva York. Cougar se dispara un 15,5%.

La tecnológica Autodesk sube un 10,73% después de anunciar recortes de plantilla y un beneficio que superaba las previsiones de los analistas.

AIG también estaba en el punto de atención de los inversores debido a que el presidente y consejero delegado de la compañía, Edward Liddy, ha presentado su dimisión. Esta renuncia llega después de que el ejecutivo de Obama le pusiera al frente de la compañía hace ocho meses. Los títulos de la aseguradora bajan un 6,67%.