Ofensiva de los ‘hedge funds’ en los días previos a la cumbre del G-20

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Han pasado más de dos años del estallido de la crisis y todavía se ha avanzado poco en la transparencia y en la regulación de los hedge funds. Pero es mejor prevenir y en los días previos a la cumbre del G-20, esta industria ha advertido de que los Gobiernos podrían dejar de recaudar miles de millones de euros en ingresos fiscales si se materializa la propuesta de regulación de la UE.

Según los datos del think thank Open Europe, los fondos de inversión libre contribuyeron el año pasado con 9.200 millones de euros a la economía del continente y emplean directamente a 40.000 personas.

“Este estudio demuestra que la propuesta tendrá un coste enorme: la UE perderá competitividad, conducirá a un mayor proteccionismo y reducirá las inversiones de las empresas europeas, en el momento en el que más se necesita”, afirma Mats Persson, director de investigación de Open Europe.

En el pasado mes de abril, la Comisión Europea presentó una propuesta para exigir una mayor transparencia de las gestoras de hedge funds, capital privado y de otro tipo de fondos de gestión alternativa. Las normas también imponían requerimientos mínimos de capital e información detallada sobre los proyectos y estrategias de inversión, así como la estructura del fondo, la gestión de riesgos, la valoración de activos y los mecanismos de auditoría. También deberán notificar de manera regular al supervisor los mercados e instrumentos con los que operen, sus resultados y concentración de riesgo.

La directiva fue atacada inmediatamente por los administradores de los hedge funds, que temían perder su ventaja competitiva por tener que revelar demasiada información sobre sus operaciones y actividades.

El texto propuesto por Bruselas debe ser debatido por los Veintisiete y aprobado en el Parlamento Europeo, un proceso que será largo, dadas las diferencias de enfoque.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA