La quiebra de Lehman Brothers sigue afectando a algunos socios

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El fantasma del banco de inversión Lehman Brothers, que se derrumbó el pasado 15 de septiembre de 2008, sigue acechando a cientos de colegios, municipios y compañías, que aún se ven envueltos a día de hoy en transacciones financieras que llevó a cabo la entidad antes de quebrar súbitamente.

Cuando Lehman Brothers Holdings Inc. se derrumbó el pasado mes de septiembre, sus operaciones dentro de EEUU tenían 1,2 millones de derivados y contaban con unos 6.500 socios. Muchos de ellos no eran afines a Wall Street, ni formaban parte del entramado financiero más famoso del globo, como por ejemplo el colegio Beaver Country Day School, en las afueras de Boston, o compañías como Metavante Corp. en Milwakee, que en su día confiaron en una supuesta solvencia de Lehman Brothers para reducir su exposición a las fluctuaciones de los tipos de interés a través de los derivados. En total, los contratos, que estaban asociados a los tipos de interés, bonos y valores, entre otras cosas, tienen un valor teórico de 39.000 millones de dólares.

El colegio de Boston, sin embargo, ha continuado pagando mensualmente con el tipo de interés estipulado por el banco antes de quebrar. En el año 2006, además, el pequeño centro de educación decidió cambiar el tipo de interés de 10 millones de dólares en una deuda exenta de impuestos al 3,5% a pagar entre 20 y 30 años.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA