Bruselas adelanta que la Cumbre de hoy se cerrará sin concretar el rescate del euro

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los líderes europeos, que hoy se reunirán en Bruselas tras dos intentos de acuerdo previamente frustrados en la última semana, prefieren no entrar en la sala con las expectativas muy altas. Aunque ayer fuentes conocedoras de las negociaciones aseguraran a diversos medios de comunicación que todos los países estaban en sintonía y que sólo faltaban los detalles técnicos, son precisamente estos detalles los que pueden generar una nueva estampida sin que se alcance acuerdo alguno. En otras palabras: que Europa puede seguir ignorando después de este miércoles cuál es la factura de la crisis.

«Los mandatarios son políticos y toman decisiones políticas. Eso es lo que debemos esperar. Posiblemente no tendremos todas las cifras sobre las cuestiones más técnicas», ha confirmado hoy el portavoz de la Comisión Europea Olivier Bailly en la habitual rueda de prensa diaria en Bruselas. Además, la suspensión del Ecofin, que debía celebrarse unas horas antes de las dos reuniones del Consejo Europeo (27 jefes de Estado o de Gobierno) y de la Cumbre del euro (17 líderes), por falta de acuerdo sobre los detalles, ha añadido más inquietud al panorama.

En este momento hay un principio de acuerdo en que la recapitalización de los bancos oscilará entre 100.000 y 110.000 millones de euros, pero sin detallar el reparto por países ni los criterios de valoración de la deuda pública de los países en dificultades en manos de los bancos. El Financial Times ha publicado que una filtración a la que ha tenido acceso deja fuera de la lista de bancos afectados a los británicos, y que en la misma existen nombres de importantes bancos franceses y alemanes. Por su parte, el diario El País informa que los analistas de Credit Suisse consideran insuficiente esta cifra, muy por debajo de las estimaciones de 225.000 millones realizadas por la entidad suiza o de los 200.000 millones calculados inicialmente por el FMI, sobre todo en un escenario de recaída de la economía europea.

También hay consenso entre los países en la quita que sufrirán los bonos griegos: será del 50% o 60%, en lugar del 21% acordado el pasado julio, aunque todavía no hay acuerdo con la banca, que defiende una cifra máxima del 40%. Esa quita pone en serias dificultades a los bancos griegos, poseedores del 20% de la deuda del país (54.000 millones de euros) y obligaría a poner en marcha nuevas ayudas públicas para evitar su quiebra.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA