Los trabajadores del Banco de Francia convocan una huelga ante los 2.500 despidos que planea el regulador

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email
Compartir en Meneame

El Banco de Francia pretende despedir a 2.500 de una plantilla que componen, en total, 14.000 empleados. Es decir, que quiere recortar el 18% de su tamaño, si examinamos éste según el número de trabajadores. La reacción no se ha hecho esperar: los sindicatos de la institución han convocado este martes una huelga.

El plan de reestructuración ha sido elaborado por Christian Noyer, que considera oportuno adelgazar el tamaño del Banco de Francia en una ‘dieta’ que durará los próximos siete años; hasta 2020. Los sindicatos han respondido que el coste social de estos despidos será muy elevado: tanto en materia de empleos como, y sobre todo, en servicios a la población.

El Banco de Francia tiene varias tareas que acometer en su día a día. Una de las más destacadas, por culpa de los tiempos que corren, consiste en servir como mediador entre las familias endeudadas que rebasan su capacidad de pago y los bancos que interponen demandas judiciales al respecto. Además, esta institución se encarga de conducir la política monetaria nacional y de analizar la marcha de la economía.

Los sindicatos se han visto apoyados en sus reivindicaciones por el Grupo Comunista, Republicano y Ciudadano, presente en la Asamblea Nacional. Según los diputados de esta formación, en los tiempos de crisis que atraviesa el país no es prudente recortar los servicios de atención al ciudadano, y en particular los que brindan las oficinas que lidian con los conflictos ya mencionados entre las familias y los bancos.