Monti pide que se investigue a Monte dei Paschi di Siena por sus operaciones con derivados

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El primer ministro italiano, Mario Monti, ha pedido una investigación inmediata ante el creciente escándalo en Monte dei Paschi di Siena por las pérdidas de unos 720 millones euros que sufrió el banco en una serie de complejos acuerdos de derivados, y del que ya informó este periódico la semana pasada.

Monti defendió al Banco de Italia, el organismo monetario nacional, cuyo gobernador al momento de las pérdidas era Mario Draghi, actualmente el presidente del Banco Central Europeo (BCE), quien afronta críticas por no detectar el problema que se gestaba en Monte Paschi. «Hay que responder a este episodio con la mayor claridad y ser rigurosos con los responsables», dijo Monti a la radio de la RAI.

Monti ha prometido hablar ante el Parlamento sobre el tema, pero negó que el Gobierno compartiera la responsabilidad y dijo que los problemas no afectaban al sistema bancario italiano en su conjunto. Expresó su «confianza plena y total» en el Banco de Italia. «Los ahorradores italianos deberían saber, y creo que saben, que los bancos italianos han sido de los más sólidos durante la crisis», dijo, agregando que Monte Paschi era el único banco al que las autoridades europeas requerirán elevar la capitalización.

En las operaciones realizadas por la entidad italiana ha asomado el nombre de Goldman Sachs, el banco estadounidense que ya colaboró con las autoridades helenas hace unos años con la intención de ayudarles a maquillar sus cuentas. En esta ocasión, su rol habría sido el mismo: ofrecer productos que maquillasen, ante el regulador italiano, unas pérdidas millonarias.