Irlanda exige a Merkel que la UE compre acciones de los bancos nacionalizados

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Desde Dublín han comenzado con energía el nuevo año, que además coincide con la llegada del Tigre Celta a la presidencia de la Unión Europea (UE). El ministro de Finanzas, Michael Noonan, ha instado a la canciller alemana, Angela Merkel, a permitir que el mecanismo de rescate europeo (ESM, por sus siglas en inglés) pueda comprar acciones de las entidades irlandesas, hoy en día nacionalizadas.

“No consideramos que los bancos irlandeses necesiten capital adicional”, ha explicado Noonan en una rueda de prensa. En cambio, la compra de acciones por parte del ESM sería más que bienvenida, lo que supondría que, poco a poco, los bancos nacionalizados en plena crisis financiera para evitar su quiebra, pasarían de ser controlados por Dublín a ser controlados por Bruselas.

En teoría, el ESM tendrá la posibilidad de recapitalizar los bancos de la UE directamente, pero sólo una vez que el regulador bancario único (europeo) se ponga a funcionar, algo que no tiene pinta de suceder hasta bien entrado el año 2014. Irlanda es el primer país 'rescatado' que ocupa la presidencia de la UE y su éxito como economía en recuperación resulta vital para consolidar los planes de la canciller alemana. Tanto en Europa, como en Alemania.

Para Merkel, que encara elecciones generales el próximo otoño, es primordial que Irlanda cierre este año con el objetivo cumplido de haber sido la primera nación en la que los planes de relanzamiento económico basados en los recortes logran su objetivo. Sobre todo porque eso demostraría a los contribuyentes alemanes que la 'solidaridad' ejercida a través del dinero de sus impuestos tiene unos claros límites temporales. Justo lo contrario de lo que sugiere el caso griego.