El ‘chavismo’ apuesta por ‘mantener vivo’ a Hugo Chávez todo el tiempo posible

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Chávez se seguirá en el poder aunque su estado de salud le impida ser investido el próximo día 10 de enero. Ese es el mensaje que ha lanzado en las últimas horas, Nicolás Maduro, el sucesor designado del político bolivariano que parece haber pactado un calendario con las otras tendencias oficialistas.

El anuncio ha sido realizado tras una reunión mantenida en Cuba por el propio Maduro, actual vicepresidente, y Diosdado Cabello, su principal rival en la lucha por el poder en el ‘chavismo’ si finalmente se produce la muerte del líder. 

Cabello, que preside el Parlamento, debería ser el presidente interino encargado de convocar las nuevas elecciones, según lo previsto en la constitución bolivariano, en caso de que Chávez, vencedor de las elecciones de octubre, no pudiera ser investido.

Pero no parece que esa convocatoria vaya a producirse a corto plazo. Según Maduro, Chávez no tiene porque estar presente el 10 de enero en la Asamblea Nacional para renovar su presidencia. Eso es un simple formalismo y bastaría, en realidad, con que el mandatario hiciera oficial su nueva toma de posesión, más tarde ante el Tribunal de Justicia Venezolano.

Maduro realizó estas declaraciones en una entrevista realizada por en la cadena estatal de Venezuela por el ministro de Comunicación de Venezuela, Ernesto Villegas. En ella, el vicepresidente también dejó claro que, en este momento, a pesar de las complicaciones derivadas de su enfermedad, el presidente «sigue desarrollando sus funciones».