La Navidad no consigue detener la ola de suicidios en Grecia

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El sábado 29 de diciembre un actor de la televisión griega se quitó la vida en la céntrica ciudad de Volos. Poco después de las doce campanadas hizo lo propio otro ciudadano del país mediterráneo, esta vez en la localidad de Karditsa. Y este miércoles 2 de enero una tercera víctima, un taxista retirado, se quemó vivo en un suburbio de Atenas. Ni el espíritu navideño ni tampoco la llegada del 2013 parecen haber mejorado un ápice las perspectivas de futuro de muchos griegos. Éstas siguen siendo prácticamente nulas.

Informa de estas tres desgracias la bitácora Keep Talking Greece, que da algunos detalles sobre cómo sucedieron estas muertes y la edad de los fallecidos. El actor, de 42 años de edad, se llamaba Dimitris Vogiatzis y era conocido en el país por aparecer en diversos programas de televisión así como por su presencia en varias obras de teatro. Cuentan sus amigos, según informa este portal, que hasta el inicio de la crisis el futuro de Vogiatzis no alojaba una gota de pesimismo. Sin embargo, el sector ha sido de los más castigados por las turbulencias económicas, y las deudas en casa del actor se amontonaban desde hacía un par de años.

Las otras dos víctimas eran dos hombres de 63 años de edad, uno de ellos taxista retirado. A diferencia de lo sucedido con Vogiatzis, no han trascendido sus nombres. En total, y según las cifras oficiales, desde que Grecia pidió el primer rescate internacional -y le fueron impuestas, por tanto, las primeras medidas de austeridad- se han quitado la vida 3.000 ciudadanos helenos, la mayoría de ellos hombres.

Desde Keep Talking Greece han aprovechado para describir que el clima navideño en Atenas y otras localidades griegas es cada año que pasa más gris. En algunos pueblos de las regiones más apartadas, incluso, las luces navideñas se han eliminado del todo. No obstante la mayor preocupación de muchos ciudadanos, desde luego, poco tiene que ver con la decoración y sí con encontrar formas de calentar sus hogares tras el incremento del precio del combustible para la calefacción.