La banca de inversión aboga porque Grecia venda a Bruselas todos sus activos públicos.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Entre los especuladores y los operadores a sueldo de los grandes bancos de inversión circula desde ayer un informe sobre Grecia que, en el país heleno, ha generado miedo. Se llama Proyecto Eureca, y es lo que propone la consultora alemana Roland Berger. Toda la iniciativa se basa en que Atenas reúna todos los activos públicos del país, los estructure dentro de un holding, y se los venda a Bruselas por 125.000 millones de euros. Con esa cantidad, el gobierno que lidera el socialista Yorgos Papandreu podría recomprar su deuda y hacer así las paces con los mercados.

Según las previsiones de Roland Berger, si Atenas sigue los pasos que ellos indican -entre los que se encuentra mantener las medidas de austeridad ya anunciadas pero a la vez estimular el crecimiento de la economía-, la deuda emitida del país descenderá del 145% actual al 60% del PIB en 2025, o incluso hasta el 40%. Así el rating del país mediterráneo volverá a situarse en una posición competitiva (A o A+). Además, al privatizar todos los activos públicos la corrupción estatal quedaría desterrada.

En Grecia el Proyecto Eureca ha sido explicado esta mañana por los medios locales, causando cierto grado de preocupación entre la población, que no sabe hasta qué punto la venta de activos públicos puede afectar, de un modo u otro, al entramado laboral heleno ya de por sí bastante maltrecho (algunos empleados públicos no cobran desde las pasadas Navidades). Mientras, en Berlín, los políticos alemanes han votado a favor de ampliar el fondo de rescate europeo, demostrando así que no han prestado demasiada atención a los consejos de la consultora.

Pero también algunos hedge funds se han mostrado críticos con el plan de Roland Berger. «Una alternativa es que Grecia podría perfectamente quebrar, suspender pagos, luego venderle todos los activos a los chinos por 200.000 millones de euros y, con esa cantidad, invertir en deuda italiana a diez años [que cotiza al 7% de rentabilidad], ya que si Italia entra en graves dificultades sí será rescatada por Bruselas», argumentaban en uno de los blogs que frecuentan los gestores de fondos de alto riesgo, dando a entender que este plan es demasiado optimista.

Al mismo tiempo, una delegación de la troika -así se denomina a los prestamistas de Grecia, que son Bruselas, el BCE y el FMI- llegará hoy a Atenas para analizar la situación del país y evaluar si concede el sexto tramo de las ayudas enmarcadas en el primer rescate, aprobado en mayo de 2010 y valorado en 110.000 millones de euros. Sin este sexto tramo de ayudas -valorado en 8.000 millones de euros- el Tesoro griego no podrá hacer frente a los vencimientos de su deuda en octubre.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA