Las conexiones políticas propiciaron el resurgimiento de los ‘hedge funds’

Las investigaciones del fiscal general de Nueva York, Andrew Cuomo, muestran que las conexiones de los ‘hedge funds’ con el estamento político permitieron el resurgir de estos vehículos inversores en 2004. Los expertos sitúan a estos fondos como responsables de la tormenta financiera. Hasta día de hoy resultaba un enigma cómo los hedge, que naufragaron en 2000 con el estallido de la burbuja financiera, habían conseguido resurgir en los mercados.

La investigación del fiscal general de Nueva York, Andrew Cuomo, está comenzando a despejar estas dudas al poner de manifiesto que fue el dinero público de los fondos de pensiones los que engordaron de nuevo los negocios de los hedge funds: existía un esquema de actuación por el cual antiguos trabajadores de los equipos de financiación de ciertos candidatos políticos se reciclaban en comerciales a sueldo de los hedge funds según informaciones de Bloomberg.

El impulso recibido por los gestores de los fondos de pensiones, que volvieron a confiar en los fondos de alto riesgo como lugares en los que invertir para conseguir altas rentabilidades, fue determinante para los hedge funds y los fondos de capital riesgo.
El año pasado el sector de los hedges gestionaba casi dos billones de dólares, es decir, casi el doble del PIB español, tan sólo seis años después del batacazo sufrido en la explosión de la burbuja tecnológica.

Tal es el poder de los hedges que muchos expertos los responsabilizan del colapso financiero que desataron los activos tóxicos ligados a las hipotecas basura.

La investigación de Cuomo puede ir más allá, ya que el fiscal neoyorquino ha enviado los resultados de las pesquisas a los responsables de los ministerios públicos de otros 36 estados del país, para que consideren la posibilidad de unirse al caso para presentar una acusación conjunta.

A pesar de que las investigaciones judiciales todavía son secretas, Bloomberg ya daba algunos nombres. Entre los implicados en el caso destacaba Hank Morris, integrante de los equipos de captación de recursos del Partido Demócrata de los EEUU. Morris habría recibido una comisión de 1,1 millones de dólares después de haber conseguido una transacción de 100 millones de dólares en 2005 entre el Fondo de Pensiones del Estado de Nueva York y el hedge fund Quadrangle. En aquella época, el responsable de la compañía financiera era Steven Rattner, quien ahora lidera la Comisión para el Reflotamiento de la Industria Automovilística puesta en marcha por el actual presidente Barack Obama.

El fondo Carlyle ha accedido a pagar 20 millones de dólares para cerrar un acuerdo extrajudicial con Cuomo en el que también se compromete a no contratar durante periodos mínimos de dos años a ningún empleado que haya estado comprometido en el trabajo de financiación de campañas políticas. Con este movimiento, Carlyle se blinda ante eventuales investigaciones y se convierte en el primer fondo que suscribe un código de conducta elaborado por Cuomo, sobre la relación entre los fondos de inversión y el poder político.