Conmoción en la banca británica: el regulador cambia las reglas del juego

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Comisión Independiente de Banca del Reino Unido (ICB) aboga por que las entidades separen sus negocios de banca minorista y de inversión, según un informe publicado hoy que ha causado gran conmoción en el sector. De aplicarse, se trataría de facto de una vuelta a la Glass-Steagall, ley que promulgó el presidente de EEUU Franklin D. Roosevelt en 1933 para evitar una crisis como la del ’29.

Según el informe, que cifra en una horquilla de entre 4.000 y 7.000 millones de libras anuales (4.650 y 8.140 millones de euros) el coste de la reestructuración, los bancos británicos deberían “aislar” sus actividades de banca minorista de las de banca mayorista y de inversión antes de 2019 con el objetivo de preservar la estabilidad del sistema financiero británico y facilitar la resolución de futuras crisis.

“Un cierto número de entidades de Reino Unido combinan servicios de banca minorista doméstica con otros de banca mayorista y operaciones de banca de inversión, lo que eleva el grado de preocupación pública”, según el esperado informe, que consta de 363 páginas.

Los autores del documento subrayan que esta separación estructural facilitaría y haría menos costosa la liquidación de las entidades en problemas, permitiendo un proceso ordenado de resolución en el que se determinarían qué negocios podrían continuar y cómo, mientras que facilitaría la adopción de políticas mejor enfocadas para ayudar a las entidades en dificultades, minimizando así la aportación de los contribuyentes.

El negocio minorista debería contar con una capitalización mínima del 10%, frente al 7% exigido por Basilea III, mientras que para las actividades de banca de inversión no especifica una ratio, sino que apunta la necesidad de ajustarse a los “estándares internacionales”. Respecto al calendario para la aplicación de estas recomendaciones, los autores del informe instan al Gobierno británico a clarificar cuanto antes su postura y consideran que su puesta en marcha completa antes de principios de 2019 sería “apropiada”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA