La oficina antifraude de EEUU se fija en Hollywood

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El caso de una pareja de productores norteamericanos que han sido descubiertos ofreciendo sobornos en Tailandia para realizar un festival internacional de cine en la ciudad de Bangkok y que está siendo juzgado estos días en Los Ángeles, ha puesto de manifiesto que la industria cinematográfica se ha colocado junto con las farmacéuticas y las empresas energéticas como principales objetivos de la oficina antifraude de EEUU.

El hecho que hace peculiar el juicio a Gerald Green y su mujer reside en que es la primera vez en la que se aplicará la ley contra prácticas de corrupción en el extranjero (Foreign Corrupt Practices Act es su denominación original) dentro del mundo audiovisual, lo que podría tener repercusiones en todo el sector si al final se los declara culpable, lo que abrirá camino para otros procesos similares.

El Financial Times afirma que si el tribunal llega a condenar al matrimonio, productor de películas como Rescate al amanecer, rodada en Asia, los estudios que recurren a localizaciones en el extranjero lo tendrán más difícil para convencer a las autoridades locales de que cedan sus espacios sin sobornos, práctica habitual hasta la fecha en Hollywood, que ya de por sí cuenta con un sistema de contabilidad muy opaco.

«La realidad es que la industria del entretenimiento ha estado siempre un poco retrasada a la hora de adoptar prácticas más responsables», ha afirmado Jonathan Drimmer, un abogado del Departamento de Justicia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA