Portugal recompensará económicamente a los ciudadanos que pidan factura en los bares

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno portugués ha anunciado este miércoles que devolverá impuestos por una cantidad de hasta 250 euros al año a los consumidores que exijan y presenten luego las facturas de talleres mecánicos, bares, restaurantes, hoteles y peluquerías.

La medida forma parte de un plan para elevar la recaudación impositiva y acabar con el fraude fiscal en esos servicios lusos que arrancará en 2013 y se ampliará de forma progresiva. El secretario luso de Estado de Asuntos Fiscales, Paulo Nuncio, ha explicado que los contribuyentes podrán desgravar un 5% del IVA de cada factura, hasta un máximo de diez euros por cada una y 250 euros por ejercicio.

Para ello, los ciudadanos tendrán que exigir la factura a los comerciantes y luego presentarla en su declaración de impuestos. En principio, la medida se aplicará en los sectores donde se considera más alta la defraudación fiscal, como la hostelería, alojamientos, reparación de automóviles y salones de peluquería.

Pero, según Nuncio, ese incentivo al cumplimiento de las obligaciones impositivas se extenderá en el futuro al conjunto de la actividad económica para ampliar la tributación y «obligar a sectores que no contribuían como deberían».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA