RBS pierde un 26% más y augura otros dos años complicados

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Royal Bank of Scotland (RBS), propiedad del Estado en un 70%, no ha podido poner un broche de oro a la semana de presentación de resultados de la banca británica. En el primer semestre perdió 1.040 millones de libras (1.217 millones de euros), un 26% más que en el mismo periodo de 2008. Pero los datos más inquietantes volvieron a proceder de las provisiones.

El continuo deterioro en la calidad de los activos elevó esta partida hasta los 7.520 millones de libras, frente a los 6.400 millones que anticipaban los analistas consultados por Bloomberg.
El banco británico, que sufrió un castigo en Bolsa del 12% tras presentar sus cuentas, sigue viendo lejos la recuperación. Su máximo ejecutivo, Stephen Hester, augura otros dos años de “pobres” resultados financieros.

La presentación de los resultados de RBS ha sido aprovechada por al entidad para anunciar el relevo de su director financiero. El próximo 1 de octubre se hará efectiva la retirada de Guy Whittaker, y su puesto será ocupado por Bruce Van Saun, anterior director financiero de Bank of New York Mellon.

RBS fue uno de los bancos británicos más afectados por la crisis crediticia, perjudicado sobre todo por la ambiciosa compra del holandés ABN Amro en 2007. Debido a sus problemas de liquidez, en octubre de 2008 tuvo que recurrir a un aval del Estado, una operación que costó a las arcas públicas unos 20.000 millones de libras (23.324 millones de euros).

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA