La batalla de los smartphones de bajo coste se calienta en China

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los consumidores chinos han empezado a renovar su parque de teléfonos móviles. Y quieren smartphones, pero no parecen dispuestos a pagar más de 1.000 yuanes (algo más de 100 euros) por terminal. La batalla por este inmenso mercado se anticipa dura.

Evidentemente, según los expertos consultados por la agencia Dow Jones, las empresas chinas parten con ventaja en su hábitat natural. Huawei y ZTE, por ahora muy poco activas fuera de su país, llevan un tiempo ya vendiendo en el país este tipo de móviles.

Pero, el premio es demasiado grande para que los otros fabricantes de gamas medias lo dejen pasar. Así que tanto Samsung como Nokia, por ejemplo ya han entrado en juego con interesantes ofertas.

Y no son los únicos jugadores que se acaban de incorporar al partido. En la batalla han aparecido un par de contendientes inesperados: los proveedores de Internet Alibaba y Baidu que ya fabrican terminales para aprovechar el tirón que les proporcionan unas marcas reconocibles para la clientela.