Las autonomías alemanas ponen precio a su apoyo a los planes de Merkel para Europa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El pacto fiscal para Europa que defiende Angela Merkel puede atascarse en el Senado alemán. Los parlamentarios de la Cámara alta, de marcado carácter territorial, le exigen a la canciller un aumento de las transferencias que los gobiernos regionales reciben del Estado Central a cambio de su apoyo.

Tras pasar la prueba en el Congreso, con los dos tercios de los votos necesarios, Berlín necesita ahora una votación similar en el Senado para que el pacto fiscal europeo pueda considerarse ratificado por Alemania.

Y quizá no sea tarea fácil y no precisamente por la falta de consenso con la oposición. Verdes y socialdemócratas están dispuestos a respetar el acuerdo forjado en la Cámara baja con la mayoría democristiana. Pero, es precisamente, en el seno de este grupo, el que apoya al Gobierno, donde han surgido las discrepancias.

La CSU, el partido conservador de Baviera que posee un alto componente nacionalista, ha planteado algunas exigencias al Gobierno central a cambio de sus votos. Por ejemplo, que se les asegure un presupuesto de 1.500 millones de euros para concluir el proyecto de remodelado de las líneas ferroviarias de Munich.

La exigencia ha sido planteada directamente por el presidente Bávaro Horst Seehofer que ahora también preside el Senado en el turno rotatorio que le corresponde. Tras está petición, es muy probable que otros gobiernos regionales aprovechen la circunstancia para saldar también sus cuentas pendientes.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA