Morgan Stanley, el único de los grandes bancos de EEUU con pérdidas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Con la última oleada de resultados bancarios han llegado las primeras decepciones. Morgan Stanley y Wells Fargo pusieron hoy fin a la buena racha en las cuentas del sector financiero estadounidense. Morgan Stanley registró pérdidas de 1.256 millones de dólares en el segundo trimestre de 2008, en contraste con las ganancias de 1.062 millones de dólares del mismo periodo del año pasado. Estas pérdidas superan las previsiones de los analistas.

El banco explicó que este descenso se debió fundamentalmente a la devolución de las ayudas públicas, que ascendieron a 10.000 millones de dólares y el pago de un dividendo al Gobierno de 850 millones. La cifra de negocio de la firma de Wall Street alcanzó los 5.411 millones de dólares, un 11,4% menos, con un retroceso del 24% en los ingresos de su división de valores institucionales y del 1% en la unidad de gestión de activos, mientras la división de grandes fortunas facturó un 13% más.

Además, la cifra de negocio de Morgan Stanley sufrió un impacto negativo de 2.300 millones de dólares debido al estrechamiento de los diferenciales de crédito a largo plazo.

“No estamos satisfechos con el resultado de algunas areas clave de renta fija y gestión de activos”, afirmó el consejero delegado de la entidad, John J. Mack.

Wells Fargo, por su parte, anunció un incremento del 81% en sus beneficios, hasta los 3.170 millones de dólares, con un crecimiento de los ingresos del 28%, pero advirtió de un repunte en los créditos morosos. La entindad explicó que los sólidos resultados de la banca hipotecaria y la adquisición de Wachovia Corp contrarrestaron las crecientes pérdidas crediticias.

Bank of New York Mellon, el otro gran banco estadounidense en publicar hoy sus cuentas, anunció hoy que su beneficio trimestral cayó un 43%, como consecuencia de la devolución del dinero de rescate al Gobierno y la amortización de algunas inversiones. El banco estadounidense registró unas ganancias por operaciones continuadas atribuibles a los accionistas de 267 millones de dólares.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA