Alemania intenta suavizar los requerimientos de capital de sus bancos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Administración Merkel presiona para cambiar las normas contables del sector financiero, en un movimiento que podría incrementar de manera significativa los ratios de solvencia de las entidades alemanas, unas de las más afectadas por la crisis financiera. El ministro de finanzas, Peer Steinbrück, está a favor de relajar los requerimientos a los bancos para aprovisionar reservas contra las pérdidas no realizadas, lo que en España se conoce como provisiones genéricas.

De llegar a buen puerto, estos cambios se podrían traducir en un incremento significativo del Tier 1 de entidades como Deutsche Bank, que ganaría unos 921 millones de euros de capital de primera calidad. Commerzbank sería aún más beneficiada, al ver incrementado su capital en 2.850 millones de euros, mientras que Postbank vería como su Tier 1 se incrementaría en 863 millones. Los beneficios también se verían impulsados.

Sin embargo, por el momento Bruselas no apoya esta iniciativa alemana. No obstante, el ministro sueco de Finanzas, Anders Borg, presidente de turno del Ecofin, se ha comprometido a que la Comisión analice la cuestión.

El pasado martes, los ministros de Economía de los Veintisiete aprobaron que se generalice en toda la UE el sistema de provisiones dinámicas para las entidades financieras introducido por el Banco de España. Este sistema, que empezó a aplicarse en el año 2000 en nuestro país, ha sido una de las razones que han logrado que nuestro sector financiero haya sido uno de los que mejor han aguantado la crisis.

Sin embargo, no sólo en Alemania se han levantado voces a favor de eliminarlas en los momentos actuales de crisis, sino que en España fuentes del sector financiero han reconocido a EL BOLETÍN que el propio sistema, al requerir mayores provisiones genéricas, “pone freno a la evolución del crédito” en un momento en que hay una “fuerte presión pública para que las entidades sean más activas en concesión de préstamos”.

Los analistas consideran que es difícil que pueda modificarse esta normativa. Nuria Álvarez, de Renta 4, cree que a corto plazo no va a cambiar. Las normas actuales exigen aprovisionar un 100% para los créditos defectuosos, sin tener en cuenta el valor del activo. Sin embargo, esta valoración podría generar dudas, porque puede bajar en el tiempo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA