Arranca la cumbre del G-8 con visiones contradictorias de la economía mundial

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Hoy ha comenzado la reunión del G-8, que reúne a las ocho potencias más desarrolladas del planeta, con la crisis económica como principal asunto a tratar, más aún cuando los organismos internacionales no coinciden en sus previsiones de crecimiento. Mientras el FMI estima una contracción de la economía mundial del 1,4% en 2009, la OCDE prevé que será del 4,1%. Mientras, en Europa, Alemania arrastra al resto del continente a la peor recesión en décadas.

El PIB de Alemania sufrió un decrecimiento del 6,9% en los tres primeros meses del año, en términos interanuales, la mayor contracción económica de los países que comparten el euro. De enero a marzo de 2009, el PIB de la eurozona se hundió un 4,9% frente al mismo período del año anterior, según los datos revisados de Eurostat. La caída media del PIB para los Veintisiete se ha situado en el 4,7%.

La totalidad de los miembros de la UE, excepto Polonia (+0,4%) y Chipre (0%) registraron descensos en la actividad económica respecto al trimestre anterior. Si la comparación se realiza con el primer trimestre del año pasado, sólo Grecia, Polonia y Chipre muestran crecimientos del PIB. En el caso de España el retroceso fue del 1,9% trimestral y del 3% en términos interanuales, con lo que ya encadena tres trimestres de cifras negativas.

Los analistas del IEE aseguran que la caída del comercio internacional está detrás del “hundimiento” de la economía alemana, que basa su potencia en el sector exterior. En el primer trimestre del año las cifras del comercio exterior son preocupantes: en Alemania, las exportaciones cayeron un 17,5%, mientras que las importaciones bajaron un 7,3%.

Mientras tanto, en España, las exportaciones cayeron un 19%, mientras que las importaciones lo hicieron un 22,3%. En el conjunto de la UE cayeron un 8,3% y un 7,8% respectivamente. La contracción de la inversión es acusada, ya que bajó el 10,2% en la zona del euro y el 10,1% en la UE si se compara con el mismo período de 2008. El consumo privado continuó débil, con retrocesos del 0,5% en el área de la moneda única y del 0,6% en la UE.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA