JP Morgan, el siguiente en solicitar subir los sueldos tras Citigroup

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Ante la negociación de los sueldos y los ‘bonus’ que los grandes bancos enfrentan con el Gobierno, tanto JP Morgan como Citigroup amenazan con subir las retribuciones fijas, según la prensa estadounidense. De fondo subyace el asunto de la devolución de los fondos del rescate bancario.

JP Morgan tendría ventaja en estas negociaciones para lograr un incremento del salario base, ya que a diferencia del Citi, se encuentra en el club de los que han devuelto el dinero que el Gobierno inyectó dentro del rescate bancario.

Según publica el New York Post, JP Morgan pretende con las subidas seguir atrayendo el talento, en un momento en que los fondos de los rescates del Gobierno están comenzando a devolverse, y las bolsas apuestan por la recuperación. Hace dos meses, Morgan Stanley también anunció que pretende mejorar la base salarial de sus empleados.

Se trata de una estrategia de los bancos para driblar la injerencia del Gobierno en los bonus tras el rescate bancario, según los observadores financieros. La nueva Administración ha tenido en su agenda el asunto de las retribuciones de la banca, que fueron tildadas de “vergonzosas” por el propio Obama.

Tras la ira popular que se desató en el asunto de los bonus de los ejecutivos de AIG a cuenta del rescate gubernamental, después de haber dejado a la compañía en una situación de inviabilidad, el presidente se vio obligado a intervenir. El abogado Kenneth Feinberg fue designado para supervisar las primas que reciben los ejecutivos de las principales entidades rescatadas por la Casa Blanca.

La forma de retribución de los bancarios hasta ahora ha estado vinculada a los bonus, que premiaban la actuación del ejercicio y que suponían buena parte del total que cobraban. Esta circunstancia favorecía la estrategia de los bancos a corto plazo, como se encargó de recordar el presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, en su visita a Madrid.

Para Trichet, entre otros expertos, el cobro de una prima por la actuación del ejercicio favorecía que los esfuerzos se centraran en la actuación a corto plazo. Esto hizo proliferar las prácticas poco éticas que desembocó en el colapso por la ingente cantidad de activos tóxicos que había en el mercado.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA