Dudas en Bruselas sobre el mejor calendario para enviar el rescate a Portugal

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En Bruselas no se quiere dar luz verde a un rescate para Portugal hasta que no exista un Gobierno elegido por el pueblo luso que recoja el paquete y asuma sus consecuencias. No obstante, Lisboa debe darse prisa, pues según las cifras barajadas en los mercados, el país se quedaría sin liquidez en junio.

La lección proviene de Irlanda. Desde Dublín, el Gobierno que lideraba entonces el partido Fianna Fail, aceptó un rescate financiero que posteriormente, en febrero, el nuevo primer ministro del país, Enda Kenny, del Fine Gael, ha decidido aceptar pero con condiciones. Kenny quiere negociar los tipos de interés del 6%- que se impusieron en noviembre desde Bruselas.

Por lo tanto, los líderes de la zona del euro y el FMI prefieren esperar hasta que dentro de seis semanas tengan lugar las elecciones en Portugal, dado que el primer ministro del país hasta ahora, José Sócrates, decidió dimitir tras tumbar el Parlamento un paquete de medidas de austeridad pensado para reducir el déficit del país.

El problema es que la economía lusa puede afrontar sus pagos de deuda, según los rumores del mercado, hasta abril. En junio ya no podría hacer frente a esos pagos, y necesitaría para entonces disponer de un rescate ya en mano.

En cualquier caso, la mayoría de los expertos coincide en señalar que las diferencias entre Portugal e Irlanda son notables. Los bancos irlandeses se encuentra en quiebra técnica y los portugueses, dicen los expertos, tan sólo atraviesan fuertes dificultades que podrían resolverse con ayuda internacional.

En junio, además, tendrá lugar la presentación en sociedad del Fondo de Rescate Europeo (EFSF, por sus siglas en inglés) en su versión ampliada. Este mecanismo podría haber blindado las finanzas portuguesas de haberse anunciado, tal y como estaba previsto inicialmente, el pasado 25 de marzo. Sin embargo, desde Alemania frenaron el proceso al pedir una mayor negociación en los plazos para ampliar la capacidad de préstamo del Fondo. El EFSF tendrá, entre sus competencias, la posibilidad de adquirir deuda de los países de la región que estén en dificultades.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA