La crisis de Japón aumenta la incertidumbre en torno a una subida de tipos en Europa

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La crisis económica que asola a la tercera potencia del mundo, Japón, tras los desastres naturales que se suceden en el país desde el pasado viernes ha aumentado la incertidumbre sobre una subida de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE) el próximo mes de abril, algo que ya se daba por hecho en los círculos financieros.

En las pantallas de los operadores financieros esta mañana aparecían advertencias de que el mensaje que transmitió Jean-Claude Trichet, presidente del BCE, en la reunión mensual de marzo (donde dijo que los tipos no se subirían este mes pero que “cabía la posibilidad” de que lo hiciesen en abril) podría, dadas las circunstancias, no conllevar una subida de los mismos (del 1% actual al 1,25% decían la mayoría de las expectativas) tal y como se esperaba en un principio.

“Trichet subirá los tipos en abril, porque si no lo tuviese en mente no habría mencionado esa posibilidad”, comentaba a EL BOLETÍN una fuente cercana al entramado financiero alemán tras la rueda de prensa ofrecida por el presidente de la institución tras la reunión mensual de la misma.

Sin embargo, los expertos opinan que tras el terremoto, posterior tsunami y actual crisis nuclear que vive el país asiático, el Gobierno nipón, un importante tenedor de activos en diversos mercados internacionales, podría comenzar a desprenderse de ellos en busca de liquidez para paliar los efectos de una crisis económica que ha mermado la recuperación que parecía haber conseguido llevar a cabo Tokio.

Además, las empresas vinculadas a Japón –y en particular las reaseguradoras como Munich Re, Swiss Re y similares- sufrirán graves pérdidas por culpa de la situación.

La principal razón para que el BCE subiese los tipos antes de que culminase la primera mitad de 2011 es la creciente inflación que sufre la región. Hoy se ha conocido de la mano de Eurostat el dato de la inflación en la zona del euro, que aumentó una décima en febrero, hasta el 2,4%, frente al 2,3% registrado en enero.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA