Maduro y Capriles intentan rebajar la tensión en Venezuela

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Nicolás Maduro, el nuevo presidente electo de Venezuela, ha lanzado un guiño a Henrique Capriles después de que éste haya desconvocado la manifestación que la oposición había organizado esta semana para protestar por lo que considera el fraude electoral del domingo. El sucesor de Hugo Chávez ha acusado a EEUU de los incidentes ocurridos en las calles de Caracas desde el lunes, retirando el dedo que hasta ahora señalaba al propio Capriles.

No obstante, y a pesar de los gestos conciliadores surgidos desde uno y otro lado, las formas se mantienen. Así, Capriles ha desconvocado la manifestación planeada para este miércoles alegando que se esperaba la infiltración de elementos ‘chavistas’ que causasen problemas como los ocurridos durante los últimos días, y que han dejado siete muertos. Por su parte, Maduro ha acusado a EEUU de estar «detrás» de los incidentes, pero sigue sosteniendo que éstos han sido protagonizados por elementos de la oposición.

Algunos analistas políticos argumentan que el gesto de Capriles se debe al ajustado resultado electoral que casi le otorga la victoria. Al parecer, el líder opositor no considera oportuno llevar a las calles la crispación política, teniendo en cuenta la fragilidad que caracteriza el mandato de Maduro, quien cuenta con elementos discordantes dentro de sus propias filas, y que podría no durar en el poder todo el tiempo que espera hacerlo. En esa situación, todos los pronósticos apuntan a una victoria de Capriles.

De hecho, la oposición venezolana no ha reconocido el resultado de las elecciones, y acusa a Maduro de haber sido elegido a través de un fraude. La opinión internacional se encuentra divida al respecto, y mientras algunos países como Cuba o México han felicitado al presidente electo, otros, como EEUU y España, han decidido no hacerlo, de momento. Esta actitud le ha valido al Gobierno de Mariano Rajoy una advertencia desde Caracas: cuidado con los intereses económicos de las empresas españolas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA