El rescate de Chipre reanima el mercado del oro

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Supremo investigará sólo a los dos aforados nacionales del PP, Luis Bárcenas y Jesús Merino, dentro del ‘caso Gürtel’ al haber rechazado asumir toda la causa instruida por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) como había solicitado la Fiscalía. El alto tribunal estima que hay indicios de que Bárcenas y Merino pudieron cometer un delito de cohecho pero descarta de momento un posible blanqueo de capitales, a la espera de nuevos datos del TSJM.

En un auto hecho público hoy, la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo acepta la petición cursada la semana pasada por el juez instructor de la causa en el TSJM, Antonio Pedreira, para que se declare competente e investigue “con carácter de urgencia” a los dos aforados, dado que algunos delitos que se les atribuyen prescriben a finales de mes. La condición de aforados nacionales de ambos políticos, uno senador y otro diputado, hace que el tribunal madrileño no tenga competencia para citarles y tomarles declaración, una decisión que sólo puede tomar el Supremo previo suplicatorio al Parlamento.

La Fiscalía, el pasado lunes, entregó al tribunal un informe favorable a la asunción de la competencia, aunque también solicitaba que se hiciera cargo de todo el caso debido a la estrecha relación entre los imputados. Una petición rechazada por el Supremo, que además sostiene que no hay suficientes indicios que apunten a un delito de blanqueo de capitales y por ello solicita más datos al TSJM. Sobre Gerardo Galeote, quedará fuera de la investigación ya que en próximos días perderá su condición de aforado al dejar el escaño en el Europarlamento.

El Supremo señala, para argumentar su decisión, que existen elementos que apuntan a delitos contra la hacienda pública y de cohecho en el caso de Bárcenas y de cohecho en el caso de Merino.
Esta mañana, en el Congreso, los diputados populares mantenían el silencio al ser preguntados por la decisión del Supremo y se limitaban a señalar que están “tranquilos”. Hace unos días, Mariano Rajoy señaló que no tomaría ninguna decisión sobre los aforados, aunque el Supremo los imputara, hasta que no hubiera pruebas claras.

Agentes de la Policía Judicial entraron esta mañana en el Ayuntamiento de Boadilla del Monte para recabar más información y documentación sobre el ‘caso Gürtel’, por orden del juez instructor en el TSJM, Antonio Pedreira. Paralelamente, la policía ha recabado información en el consistorio de Majadahonda. El ex alcalde de Boadilla, Arturo González Panero, está imputado en la trama, motivo por el cual tuvo que dimitir de su cargo, aunque mantiene el acta de concejal. El partido, además, le suspendió temporalmente de militancia. El TSJM también imputó al ex alcalde de Majadahonda, Guillermo Ortega.

No es la primera vez que el juez ordena a los agentes que recaben información en estos ayuntamientos. El pasado 6 de febrero la policía solicitó varios documentos sobre la contratación de empresas de Francisco Correa por parte de estos municipios.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA