El Congreso frena la reforma bancaria de Obama

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El plan para establecer una nueva regulación de los mercados financieros que ha presentado el presidente de EEUU, Barack Obama, deberá ser retocada para su aprobación en las cámaras, ante la creciente oposición en el seno del partido demócrata. Alguno de los principales congresistas de la formación política del mandatario ya ha mostrado su descontento.

El congresista demócrata al cargo de asuntos financieros, Barney Frank, ya ha manifestado su desacuerdo con el plan de regulación de Obama, al que también se han sumado otros de los principales congresistas de este partido. Frank es uno de los demócratas más poderosos en el Congreso y está al frente del Comité de Servicios Financieros e Inmobiliarios, que es el organismo de la Administración que se ocupa de los mercados bancarios, los seguros y la vivienda, además de vigilar a la Reserva Federal, el Tesoro de EEUU y la Securities Exchange Comission.

Frank afirmó que duda de la capacidad de la Reserva Federal (Fed) para hacer frente a sus nuevos poderes como supervisor. Además, el presidente del Comité Bancario del Senado, Christopher Dodd, afirmó que otorgar poder a la Reserva Federal para regular las compañías es una amenaza para la estabilidad financiera.

Muchos observadores financieros han culpado a la Fed de no ser capaz de evitar la crisis, debido al esfuerzo para desregular los mercados que puso en boga el ex-presidente del organismo emisor Alan Greenspan.

Esta desregulación permitió la proliferación de prácticas que desembocaron en la crisis financiera. El debate en el seno demócrata tiene que ver con la conveniencia de otorgar más poder para regular a un organismo que durante los últimos años no ha hecho nada para evitar la crisis.

Una gran encuesta realizada por el New York Times, prestigioso diario de tendencia demócrata, para evaluar los primeros meses de Gobierno de Barack Obama, muestra que los ciudadanos de EEUU ven al presidente Obama ‘inefectivo’ en materia económica.

“Una mayoría de ciudadanos afirma que sus políticas no han tenido efecto en la economía todavía, o la han empeorado, lo que muestra que su fortaleza política todavía descansa sobre la fe en su liderazgo, antes que en resultados concretos”, afirma el rotativo.

También señala que una de las principales preocupaciones es el déficit fiscal, sobre el que Obama no posee una estrategia según los encuestados.

Según el Centro para las Políticas Responsables, las firmas del sector financiero de EEUU financieras han aportado 39.700 millones de dólares a la campaña presidencial de Obama.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA