Un asunto de neumáticos.

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Unión Europea (UE) anunciará un incremento de las tarifas impuestas a las importaciones chinas, y en concreto a las ruedas de aluminio destinadas a la industria automotriz. Este aumento situará la tasa en el 22,3% desde el 20,6%. Aunque la medida aún se está debatiendo, fuentes cercanas a las conversaciones han afirmado que su aprobación es inminente, según informa el portal Dow Jones.

De ser aprobada la subida -y todo parece indicar que así será-, se podrían generar tensiones comerciales entre el gigante asiático y el motor económico de Europa: Alemania.

El país gobernado por Angela Merkel ha basado su crecimiento económico de los últimos años en el sector exportador, y China ha ido ganando importancia en ese campo durante los últimos meses, hasta situarse como uno de los principales socios comerciales de Alemania al adquirir el 7% de los productos que salen de este país, según las últimas estimaciones que realizó para EL BOLETÍN Ralph Solveen, analista del Commerzbank alemán.

Por su parte, China también ha evolucionado en sus exportaciones a escala global, y si hace varios años sus productos eran juguetes y ropa, ahora “han apostado por industrias más potentes, como la automotriz”, en opinión de Simon Evenett, profesor de Economía y Comercio en la Universidad de St. Gallen, Suiza.

La situación preocupa, y mucho, a los exportadores alemanes en general, debido a las posibles represalias comerciales que el gigante asiático pueda tomar. Daimler AG y Volkswagen AG podrían ser de las empresas más afectadas si se diese tal caso.

No obstante también hay muchas voces a favor de la medida. Los productores alemanes de ruedas y otros objetos asociados a la industria del motor apuestan por este incremento de la tasa, pues supondrá aliviar la competencia que hasta ahora encaran dentro de sus respectivas especializaciones.

El debate europeo viene precedido por el anuncio que hizo el lunes el Departamento de Comercio de EEUU, que confirmó la imposición de fuertes aranceles ‘antidumping’ y compensatorios contra los tubos de acero provenientes de China. La decisión es una victoria para United States Steel Corp, Star LP, TMK IPSCO y el sindicato United Steelworkers, que presentaron una solicitud pidiendo al Departamento de Comercio las medidas. EEUU importó 182.3 millones de dólares en tubos de acero desde China en el 2009.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA