Medidas desesperadas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El que fue vicepresidente de la Reserva Federal de EEUU (Fed) hasta la semana pasada, Ronald Kohn, ha reconocido que la institución en la que trabajó durante 40 años debería intervenir en la recuperación económica del país si ésta sigue ralentizándose.

“[La economía estadounidense] se encuentra actualmente en un largo camino para salir de un profundo hoyo”, aseguró en una entrevista telefónica a The New York Times una de las personas que más han luchado contra la crisis financiera en los últimos años, desde finales de 2008. “No pretendo desencadenar nada, pero me gustaría ver perspectivas de progreso centradas en la creación de empleo y, también, en una mayor inflación, cercana a mi objetivo del 2%”, afirmó Kohn.

“Para tener un efecto sustancial, la gente tendrá que anticipar compras sustanciales”, dijo Kohn, de 67 años de edad. “¿Esto quiere decir que la Reserva Federal tenga que anunciar que gastará un billón de dólares? No necesariamente.

Si la Fed dijese: ‘compramos un poco ahora, pero seguiremos comprando más’ o algo así, la confianza del público y de los mercados se incrementaría ante la sensación de que hay alguien ahí, preparado para hacerse cargo y comprar si la situación económica se debilita en el futuro o no mejora”, comentó el experto financiero, que a partir de ahora trabajará como socio de Brookings Institution.

El actual presidente de la Fed, Ben Bernanke, despidió la semana pasada a Kohn con una batería de elogios que demuestran el reconocimiento que la institución mantiene hacia él.

“Cada día que trabajó aquí trajo al rol del funcionariado el entusiasmo, la dedicación, la inteligencia y el gran sentido del deber”, dijo de él Bernanke. Kohn aseguró, por su parte, que la crisis financiero no fue culpa de la Fed, sino de la burbuja inmobiliaria que “causó el pánico que después se ha experimentado”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA