El IPC de EEUU subió un 0,3% en julio

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El índice de precios al consumo de EEUU subió un 0,3% en el mes de julio, según un informe del Departamento de Trabajo. Es el primer aumento registrado en cuatro meses y contribuye a aliviar la preocupación de los mercados, que veían la caída generalizada de los precios como un síntoma más de desaceleración económica.

La tasa de inflación aumentó un 0,3% en julio tras el descenso del 0,1% que había registrado en el mes anterior, superando así las expectativas de algunos economistas que habían pronosticado una subida del 0,2%.

Según el informe del Departamento de Trabajo, la inflación subyacente de julio, que excluye los precios de los alimentos y la energía, se incrementó en un 0,1% frente al alza del 0,2% que había experimentado en el mes de junio.

Por su parte, los alquileres, uno de los principales componentes del IPC, aumentaron por segundo mes consecutivo. También se incrementó el coste de la ropa, los coches usados y el tabaco, lo que ha servido para aliviar los temores de los estadounidenses sobre un posible riesgo de deflación.

También se ha hecho público un informe del Departamento de Comercio que muestra un crecimiento en el número de ventas al por menor en EEUU. El aumento registrado, el primero en tres meses, fue del 0,4%, aunque no alcanzó el 0,5% esperado por los analistas financieros.

Comparado con el mes anterior, en julio aumentaron un 2,6% los costes de la energía mientras que los precios de los alimentos bajaron un 0,1%.

La tasa interanual del IPC aumentó un 1,2% frente a la inflación subyacente, que creció un 0,9% desde julio de 2009.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA