Amorim afirma que «el G8 está muerto»

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El canciller brasileño, Celso Amorim, afirmó el pasado viernes que «el G8 está muerto como grupo político de decisión», ya que «ya no representa nada» y no es una instancia válida para ocuparse de la reforma del sistema financiero.

«No se puede prescindir» de países emergentes como Brasil, China o India en este tipo de cuestiones, teniendo en cuenta su creciente peso económico, argumentó Amorim, que participó en la capital francesa en el seminario del décimo aniversario de la Cátedra Mercosur del Instituto de Estudios Políticos de París.

Además, Amorim consideró que en lugar del G8 -que reúne a los siete países más ricos del mundo y Rusia- el G20 -en el que hay una veintena de grandes economías, incluidas algunas en desarrollo- «es un mejor modelo». Y también afirmó que ahora de lo que se trata es de «formalizar» esa nueva realidad en instituciones como el FMI y avanzó que Brasil lo que quiere es reforzar el papel del G20 en las discusiones sobre asuntos económicos y financieros, y ampliar el campo de esa instancia a otros terrenos.

Por otro lado, y amodo de ejemplo, habló de las cuestiones de desarme, en particular después de que Barack Obama haya lanzado la propuesta, la primera vez que sale de un presidente estadounidense, de la eliminación total de las armas nucleares. Amorim intervino en el seminario después del director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA