Los especuladores se quedan sin munición para atacar a Bernanke

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Ben Bernanke, sacó ayer los cañones y apuntó hacia los especuladores mientras anunciaba el comienzo de una andanada de estímulo económico que no finalizará hasta que la tasa de desempleo descienda sustancialmente, digan lo que digan los datos macroeconómicos. Los analistas consideran que los costes de financiación del Tesoro no aumentarán esta vez.

Cuando la Fed ha anunciado, en otras ocasiones, programas de estímulo similares, la rentabilidad de los bonos estadounidenses ha aumentado. Ya sucedió en 2009 (con el llamado QE1), cuando este interés saltó, en los papeles a diez años, desde el 2% hasta el 4% en tan sólo cinco meses. Y también sucedió a finales de 2010 (QE2), cuando la cifra se situó en el 3,80% desde el 2,5%.

«En los anteriores programas de estímulo que ha llevado a cabo la Fed, el mercado de bonos ya había establecido de forma bastante ajustada el precio en las compras previas, y por eso los tipos comenzaron a incrementar poco después del anuncio», señala Jan Von Gerich, analista del banco Nordea.

«Ahora la situación es diferente», añade, para explicar que «en las anteriores ocasiones la reacción a estos programas tuvo lugar en un marco de medidas que sí ayudaron a devolver la confianza en la recuperación económica». «Ahora el estímulo parece que será más limitado». En palabras más sencillas: la especulación será menor y la reacción (recuperación, con suerte) de la economía, mucho más gradual.

En cualquier caso, Bernanke advirtió el jueves que la Reserva Federal no tiene suficientes herramientas para compensar el efecto del «precipicio fiscal», un plan de duros recortes fiscales sumados a exenciones impositivas previsto para enero del 2013.

«Si el precipicio fiscal no es abordado, no creo que nuestras herramientas sean suficientes para evitar los efectos de un golpe de este tipo, por lo que deberíamos pensar en qué hacer en ese caso», dijo Bernanke en una conferencia de prensa.

Bernanke también se refirió al desempleo en EEUU, que continúa siendo una «gran preocupación». El presidente de la Fed señaló en una conferencia de prensa que los últimos datos económicos «confirman que el ritmo moderado de crecimiento sigue siendo insuficiente para generar progresos importantes en el frente del desempleo».

«Menos de la mitad de los ocho millones de empleos que se perdieron en la recesión han sido recuperados y en un 8,1%, la tasa de desempleo ha permanecido casi estable desde principios de año y está muy por encima de los niveles normales», dijo el presidente del banco central.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA